martes, 6 de diciembre de 2016

La danza de las culebras



Por Félix Cesario

De  unos días acá, se ha escuchado en el ambiente nacional el silbo de de las víboras, orquestada por la cobra mayor, el gobernante de los hondureños y hondureñas, Juan Orlando Hernández. Sin medirla la peligrosidad  de sus  venenosas  y mal infundadas  aseveraciones al  denunciar que “las defensores y defensoras de los DD.HH. entre la  mafia que tienen nexos  con el narcotráfico y el crimen organizado”.

Estas irresponsables  y criminales acusaciones deben de ser tomadas muy en serio por el hecho de haberlas afirmado quien ostenta – para bien o más para mal – el deber de administrar nuestro país; y cuyo mandato constitucional es de garantizar, entre muchas cosas, seguridad y paz  a la colectividad hondureña.

De acá se deriva una campaña contra el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), por parte de los cobardes del ciberespacio, quienes se ocultan en publicaciones anónimas para desatar su veneno hacia las históricas organizaciones defensoras de los derechos humanos. La compañera Bertha Oliva debe tomar muy en serio estas amenazas de mordeduras de los reptiles gubernamentales; en donde están como asesores nada más y nada menos que aquellos que huelen a muerte de la época del terror de los años 80s. Eran los que comandaban el escuadrón 3-16, estos asesores de la talla del “Licenciado Arrazola”, autor del lebraco “de esto me acuso”, al menos así debía de ser titulado este compendio de recortes periodísticos.  Y para taparle el ojo al escuadrón de la muerte recientemente han capturado al Marco Tulio Regalado Hernández, quien, a nuestro criterio, algo harán para darle libertad definitiva por la razón que este macabro personaje se sabe que hizo atrocidades. Si no que lo diga la compañera Inés Consuelo Murillo y la memoria viva de nuestro hermano Ángel Herminio Deras, ambas víctimas de este crótalo.

El año pasado le comentaba a la compañera Bertha que este para este año 2016 arreciarían las violaciones e intimidaciones en contra de las y los defensores y defensoras de la vida. Y a renglón seguido, le sugerí que no se vaya a inmiscuir en asuntos partidaristas y mi visionaria aseveración se está cumpliendo, por una sencilla razón; es bien sabido por los campesinos y las campesinas que si ven una culebra en determinado lugar, recuerdan que cerca de la víbora anda otra muy cerca y más cerca está el nido en donde las culebras se retuercen para infundir el miedo colectivo.

COFADEH debe, ¡tiene! que estar muy alerta ante la psicológica amenaza, así como la comunidad internacional están en el deber de darle acompañamiento a esta organización, a Berta. Decimos esto por la razón que las serpientes del 3-16 están danzando al son de infundir miedo y hasta consumar cualquier atentado  -dios no lo quiera- contra cualquier defensor o defensora  de los DDHH. Con la advertencia que cuando las culebras silban y danzan están a punto de morder o picar, como dicen mis hermanos campesinos.

Por lo demás el señor Hernández, hizo una copia al carbón del Cayo Caligulas romano, quien destruyó La Republica con una sola arma influyendo miedo, muerte y destierro; y volvió un burdel el imperio romano. Cualquier parecido con lo que ocurre en Honduras nos es mera coincidencia. Solamente son fangales de aquellos lodazales de sangre y desaparecidos  de los 80s y que hoy los mismos autores, son los actores y dictadores de la guerra psicológica del miedo, de exterminios y de terror en Honduras, volviéndola como ayer una estampa de la muerte.

ONU otorga premio póstumo a Berta Cáceres



Berta Cáceres, quien fuera asesinada el pasado 3 de marzo por su trabajo ambiental, fue reconocida póstumamente por el programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente con el Premio “Campeones de la Tierra”.
“Que su muerte no sea en vano”, dijo Erik Solheim, director del organismo.

La noticia fue dada en una conferencia de prensa que contó con la asistencia de cinco de los ganadores y el hermano de Berta Cáceres, Juan Manuel, en el contexto de la 13 Conferencia de las Partes (COP13) del Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB).

Entre sus tantos méritos, Berta Cáceres cofundó el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras para ayudar a las comunidades locales en este país a luchar por sus derechos territoriales, defendió los derechos territoriales indígenas contra la tala ilegal y la construcción de minas, así como contra represas hidroeléctricas en sus tierras.

Juan Manuel Cáceres agradeció el premio, “es dolor y alegría, la muerte de Berta ha venido a crear conciencia en los pueblos”.

Asimismo, destacó que desde joven ella luchaba por los más necesitados, aquellos que necesitan justicia, ante empresas y políticos. “Berta luchaba por los pueblos indígenas que conviven con los ecosistemas. En momentos en que vienen empresas a las que no les importa sacarlos de sus tierras. No sólo destruyen ecosistemas, sino que vienen y asesinan”.

Los otros ganadores son el doctor José Sarukhán; Paul Kagame, presidente de Ruanda; Leyla Acaroglu, de Nueva York y Afroz Shah, de Mumbay.


Denuncian a Sulambiente para que cumpla el contrato en San Pedro Sula



De nuevo Sulambiente vuelve a la mesa del debate, uno de los contratos más criticados de los últimos años en San Pedro Sula. La empresa de recolección de desechos sólidos debería a esta altura del año haber iniciado su trabajo en la capital industrial, pero hasta la fecha no lo ha hecho.

Según lo estipula el contrato, Sulambiente tuvo que presentar toda su logística, su preparación laboral y su proyecto de trabajo en San Pedro Sula en las últimas semanas de noviembre, pero todo ha quedado en deuda y a inicios de diciembre la empresa no tiene listas ni las camionetas de recolección de basura.

“Sulambiente, ha demostrado que no tiene la capacidad de cubrir con el contrato, han incumplido la primera etapa del contrato y ahora deben recibir una demanda legal”, afirmó el exregidor sampedrano Wilfredo Flores.

Dudas y cuestionamientos rodean este primer incumplimiento de contrato de Sulambiente. Hasta el momento pocos saben por qué la empresa no ha concretado lo acordado, por tal razón un grupo de ciudadanos interpusieron una denuncia en la Fiscalía contra la Corrupción en San Pedro Sula para que se investigue las razones del incumplimiento.
“Un grupo de ciudadanos estamos demandando a los organismos de justicia, para que de inmediato inicien una investigación para conocer las causas del incumplimiento, es necesario que se haga, porque a esta altura le tienen que responder a la municipalidad”, afirmó la regidora del Partido Anticorrupción Gloria Millián.

El día 30 de noviembre aproximadamente sesenta sampedranos, presentaron la denuncia ante la Fiscalía, demandando respuestas inmediatas tanto de la institucionalidad, como de las autoridades municipales.

“Me parece muy correcta la determinación de la ciudadanía, todos tenemos derecho a que nos rindan cuentas, creo que la gente sigue rechazando esta iniciativa, que además de ser ilegal, demuestra la fuerte corrupción que hay en el país”, siguió argumentando Flores.

Flores, aseguró que es momento de ser rigurosos contra quienes manejan Sulambiente, si no hay autoridades competentes en la municipalidad para exigirlo, la ciudadanía debe hacerlo en las calles, el exregidor dijo que el papel del alcalde Armando Calidonio y de algunos corporativos es penoso, pues ahora con este incumplimiento, ellos deberían abrir un proceso de demanda a Sulambiente por daños y perjuicios, que surgen a raíz del incumplimiento contractual.

Antecedentes

Para comprender el argumento de los críticos de la empresa es necesario conocer los hechos que marcaron el pasado económico y político de la comuna sampedrana.
Todo inició un  23 de mayo del año 2001, cuando al alcalde Roberto Larios Silva le faltaban solamente ocho meses para terminar su mandato, y siguiendo el esquema neoliberal de las privatizaciones iniciadas en el gobierno nacionalista de Rafael Leonardo Callejas 1990-1994,  decide privatizar publicando los pliegos de la  licitación  que regulaban la Concesión de los Desechos Sólidos de la ciudad de San Pedro Sula.

Antes ya había privatizado la Empresa División Municipal Ambiental (DIMA), el agua de los sampedranos, que él mismo creó en el año de 1976 y que había sido modelo de gestión en América Latina. 
Todas las privatizaciones o concesiones eran parte de las exigencias de los organismos de crédito internacional y de esa forma hacerle factible el acceso a la municipalidad a fondos blandos para su desarrollo, así lo estipula el decreto 303-98 de fecha 2 enero de 1999.

Con la licitación de los desechos sólidos  participaron y presentaron oferta tres empresas, así el proceso incluyó pre y calificación simultánea en los siguientes términos: el Consorcio Resister (EMCE), presentó una oferta de L. 69,283,508.00; la empresa italiana AGACC Y OTROS que ganó la licitación del agua (DIMA) que formalizó una oferta por L. 62,261,522.00; y la tercera empresa fue el CONSORCIO PROACTICA MEDIO AMBIENTE, S.A. que ofertó L. 114,657,944.00 y consistía en la limpieza de calles, recolección de desechos y operación del manejo del relleno sanitario.

La empresa ganadora fue la que presentó la menor oferta AGACC Y OTROS.

Sus precios en detalle fueron limpieza de calle a L. 94.08 por kilómetro lineal, servicio de recolección por L. 211.63 la tonelada métrica y el servicio de operación del relleno sanitario por L. 129.33 la tonelada métrica, el dólar americano en ese tiempo se cotizaba a L. 13.00 por un dólar pero la negociación se hizo en lempiras. En la cláusula N° 20 capítulo VI del régimen económico; se circunscribía a 14 mil toneladas métricas mensuales, es decir, unas 450 toneladas métricas diarias de recolección y manejo de desechos sólidos en esa época (año 2003) y barrido de calle de aproximadamente  5,300 metros lineales.

El 25 de enero del 2002 toma posesión el nuevo gobierno dirigido por Oscar Kilgore  y en febrero de ese año la empresa ganadora AGACC Y OTROS, solicita al nuevo alcalde la firma del contrato que deriva de la licitación adjudicada de los desechos sólidos y así solicitar al Congreso Nacional, período 2002-2006, su aprobación porque  dicho contrato excede del período de gobierno municipal.

De esa forma se pretendía concluir con el proceso iniciado por el  alcalde Larios Silva. Si la nueva administración del 2002-2006,  hubiese considerado que ese contrato era lesivo a los intereses del pueblo sampedrano, no había mejor momento para anularlo y aprovechar que fuera en esa instancia superior que se lograra el propósito.

El 27 de Febrero del 2003, la Corporación Municipal del 2002-2006, decide violentar la Ley de Contracción del Estado que rige el proceso de licitaciones, según el acta N° 32 de sesión ordinaria y anulan el punto N° 2 del acta N° 90 de fecha 27 de Septiembre del 2001 donde se había adjudicado la licitación del concesionamiento de los desechos sólidos por unanimidad.

La única forma como podían anular esa licitación era mediante un dictamen legal donde la Procuraduría General de la República lo dictaminara pero no se agotó esa instancia.

Con la decisión  tomada por la comuna en pleno,  la  abogada Maribel Espinoza Turcios, a nombre de HOLDING ELECTRICA CENTROAMERICANA, SOCIEDAD POR ACCIONES (HECA, S.P.A.), AGAC, SOCIEDAD POR ACCIONES (AGAC S.P.A.) ACEA SOCIEDAD POR ACCIONES (ACEA S.P.A.), AMA SOCIEDAD POR ACCIONES (AMA S.P.A.) Y ETERNA, S.A, las que conforman el consorcio AGAC Y OTROS, S.A., antes denominado SULAMBIENTE impugna primero ante el pleno corporativo  la resolución y obtiene respuesta negativa al reclamo.

El ocho de enero del 2004 mediante acuerdo corporativo según el punto 13 del acta Ordinaria N° 57; posteriormente,  presenta demanda con reclamación de daños  y perjuicios ante el  Juzgado de lo Contencioso Administrativo de San Pedro Sula el cuatro de febrero del 2004 reclamando lo siguiente:

- Que se anule el acto administrativo de fecha 27 de febrero del 2003, según el acta N° 32 punto N° 2 donde esa corporación municipal acuerda declarar fracasada la licitación adjudicada el 28 de septiembre del 2001 según el acta N° 90 de sesión extraordinaria de esa fecha.
- Al pago de daños y perjurios por la cantidad de $ 6,682,919.00, justificando dicha solicitud en que el consorcio AGAC Y OTROS, había pagado una comisión de éxito por dicho proceso licitado al banco la cantidad de $1, 000,000.00 (un millón de dólares)  y además habían inversiones en garantías bancarias por $ 1,500,000.00  (un millón quinientos mil dólares )  y en compra de equipo. 
- Pago de Costas y se obligue a la firma del contrato. 
Con fecha 25 de enero del 2005, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de San Pedro Sula, presidido por el abogado Mario Augusto Peraza Zelaya, emite sentencia sobre ese juicio donde se condena a la municipalidad de San Pedro Sula, al cumplimiento de cuatro situaciones:

- A que se anule el acto administrativo de fecha 27 de febrero del año 2003 donde la Corporación Municipal había declarado fracasado el proceso licitatorio en septiembre del año 2001.
- Al pago de daños y perjuicios que reclamó dicha empresa por  $ 6,615,794.00 (seis millones seiscientos quince mil setecientos noventa y cuatro dólares). Con una diferencia de $ 67,125.00 (sesenta y siete mil ciento veinte y cinco) entre lo solicitado y lo concedido por el juez Peraza Zelaya.
- Al pago de costas por un valor de $ 1,500,000.00 (un millón quinientos mil dólares) y, a la firma del contrato original.

“Sulambiente sin recoger una hoja de papel recibió una millonaria cantidad de dinero de la comuna”, dijo a Radio Progreso el exregidor municipal Wilfredo Flores.
Confirmada la sentencia, los miembros corporativos presentan una moción el 19 de abril del año 2005 según el acta N° 105 del punto N° 19 donde autorizan al alcalde Oscar Kilgore a iniciar pláticas para resolver el conflicto por medio de una conciliación.

El 20 de abril del 2005 notifican tanto el representante de  AGAC Y OTROS  y el alcalde  la formalización del inicio del arbitraje, proceso que se realiza entre el  cinco de mayo y 14 de junio del 2005 sin llegar a acuerdos en una primera etapa y entre el 26 de agosto y el 12 de septiembre del 2005 en una segunda etapa, que es donde llegan a los acuerdos de pago.

Los aspectos fundamentales del acuerdo son los siguientes: la municipalidad se compromete a modificar las tarifas  y dolarizarlas, las tarifas se modifican de  L. 211.63 la recolección a $ 26.14 cuando se licitó el dólar se cotizaba a L. 13.00 por un dólar americano y en septiembre del 2005 el dólar se cotizaba a aproximadamente L. 18.60 por dólar y el relleno sanitario cambiaba de L. 129.33 a $ 15.95 y se eliminó el barrido de calle que había sido licitado en L. 94.08.

Las negociaciones no avanzaron y con la llegada de la nueva administración dirigida por Juan Carlos Zúniga, el proceso de negociación fracasó y al final la comuna sampedrana tuvo que pagar una demanda por daños y perjuicios a Sulambiente por una cantidad de Lps. 180 millones.

Vuelve el fantasma del pasado

El 17 de marzo del 2015, el Congreso Nacional aprobó en tercer debate el contrato suscrito entre la municipalidad de San Pedro Sula y la sociedad Holding Eléctrica Centroamericana Sociedad por Acciones o Sulambiente, firmado por el alcalde Armando Calidonio.

Una comisión ad hoc nombrada para buscar una salida definitiva del problema determinó entregar al jefe edilicio cinco recomendaciones, entre las cuales figura la firma del contrato con la compañía.

“Hay que hacer un estudio de las finanzas de la Corporación Municipal, para saber si estamos en la capacidad de pagar las mensualidades a la empresa Sulambiente una vez que el contrato se apruebe”, caracterizó Antonio Rivera.

El contrato tiene una duración de doce años, y corresponde aproximadamente a cinco mil millones de lempiras, que manejará Sulambiente al frente de la recolección de basura.

Ante la falta de transparencia que caracteriza a las instituciones públicas, los nombres de quienes manejan a Sulambiente se han mantenido en lo más secreto posible, por el momento se maneja que quienes son socios propietarios de la empresa son los señores: Nasri Asfura, alcalde de Tegucigalpa, Johnny Cafatti y exfuncionarios del gobierno de Oscar Kilgore.

Desde su aprobación en el Congreso Nacional y posterior ratificación, Sulambiente en esa nueva etapa está obligada a cumplir por el contrato en el que incluso demandaron a la municipalidad en varias ocasiones, ahora el turno podría tocarle a la municipalidad, pero ni el alcalde, ni los corporativos, ni los sectores aledaños al poder, se atreven en primer momento a cuestionar y en segundo a proceder contra el incumplimiento.

Mentiras de la diplomacia estadounidense


Por Manuel E. Yepe


Sorprende la credulidad de los estadounidenses. Son capaces de asimilar mentiras tan grandes como la de aquellas armas de destrucción masiva que nunca aparecieron en Irak, la alianza criminal de Saddam Hussein con Osama bin Laden y, peor aún, la posibilidad de que un reducido grupo de invisibles terroristas de escasa calificación técnica y científica pueda haber llevado a cabo los execrables actos del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, de una complejidad que solo contadísimos expertos militares en el mundo altamente desarrollado podrían ser capaces de armar.
Somos muchos los que en el mundo desearíamos ver un despertar de la conciencia de colectiva estadounidense hacia la objetividad y el repudio de las mentiras como medio de manipular a la población que han venido aplicando las élites norteamericanas tanto en política interior como internacional.
Parecería que en las más recientes elecciones presidenciales de EEUU, se ha reflejando un incipiente repudio de la población al sistema bipartidista que los manipula.
En la campaña electoral 2016, desde las primarias en las que participaban decenas de aspirantes a la silla presidencial hasta la etapa final entre el candidato de la derecha “disidente” Donald Trump como Bernie Sanders, identificado como representante de la “extrema” izquierda, la oligarquía pensaba que todo sería igual que siempre: una especie de circo romano en el que se sacan unos a otros los trapos sucios a fin de que quienes dispongan de más dinero para pagar la propaganda escalen comprando el desprestigio de su oponente. Ese método es el mismo que ha venido utilizando la política exterior de Estados Unidos para ablandar en la arena internacional a los candidatos a cualquier posición de gobierno que no sean de su agrado en países soberanos, incluso en los que son sus aliados.
¿Qué recuerdan los ciudadanos estadounidenses y una buena parte de los de otros países donde la información internacional es dominada por las agencias de noticias de Estados Unidos acerca de Saddam Hussein, de Irak, y Muamar el Gadafi, de Libia?
Ellos habían sido los dirigentes principales de sus respectivos países, que eran de los más avanzados económicamente en el Medio Oriente y África. Pero luego de un período en que habían sido buenos amigos de Washington, Occidente les sometió a intensas campañas mediáticas de satanización que les marcaron como parias internacionales para luego derrocarlos y ejecutarlos sumariamente; uno tras un proceso cuasi-legal y el otro masacrado por bandidos "amantes de la libertad".
Lo curioso de la defenestración de estos líderes, acusados por las campañas de occidente en su contra de ser odiados por su propia gente, es que tras sus salidas, el sectarismo, la muerte y la desesperación se apoderaron de sus respectivos países. Sus naciones, que antes estaban entre las más avanzadas socialmente de la región, devinieron estados fallidos, con violencia, servicios de salud y bienestar inadecuados y un enorme deterioro de las condiciones de vida para sus pobladores.
En la actualidad, el nombre que ocupa la parte superior de la lista de Washington es Kim Jong-un, líder de la República Popular Democrática de Corea (RDPC), nieto del fundador de la RPDC, Kim Il-sung, figura reverenciada como líder de la resistencia contra los invasores japoneses. Es la tercera generación de su familia en el cargo de líder en Corea del Norte.
Líderes y medios occidentales invariablemente ironizan sobre esta sucesión hereditaria, mientras convenientemente, pasan por alto los más de 80 años de la regla hereditario en Arabia Saudita, la familia Husseins que gobierna en Jordania desde su independencia y sucesiones familiares semejantes de líderes estadounidenses y europeos que nunca son ridiculizados por la prensa occidental.
La RPDC durante mucho tiempo ha seguido el camino de la filosofía Juche, o sea el de la autosuficiencia. En sus relaciones con otros países, Norcorea se basa en sus experiencias de la guerra de Corea de mediados de siglo XX.
La destrucción casi total de la parte norte de la península coreana por Estados Unidos con su política de “poderío aéreo y tierra arrasada”, dejó a la RPDC sin otra alternativa que encontrar un elemento disuasivo para un eventual intento enemigo de repetir la historia. Ese elemento disuasivo lo encontraron en el desarrollo de armas nucleares. “Teniendo en cuenta que Estados Unidos y la OTAN intentan reordenar el mundo a su imagen y semejanza, a la luz de la desaparición del la Unión Soviética, esa decisión parece ser en retrospectiva, prudente y eficaz”, como reconoce Zoltan Zaguedy, acreditado analista marxista estadounidense.

Cuéntenles a sus hijos quién es Marcos Ana



Por Isaac Rosa

Cuéntenles a sus hijas e hijos quién es Marcos Ana. Porque de lo contrario, salvo que hayan tenido la suerte de conocerlo en alguna de sus visitas a colegios e institutos, es probable que no sepan quién es. Pese a algunos homenajes y reconocimientos recientes, este jueves eran muchos los que buscaban en Google quién es ese tal Marcos Ana. Y esa ignorancia da la medida de los agujeros que sigue teniendo la memoria colectiva de este país, sobre todo con los antifascistas, y más con los comunistas.

Y si sus hijos no saben quién es Marcos Ana, quizás tampoco sepan que hace ochenta años hubo mujeres y hombres que lucharon contra el fascismo, algunos casi niños, como él. Y que decenas de miles fueron condenados a muerte, fusilados, pasados a garrote. A punto estuvo Ana, condenado a muerte dos veces. Quizás sus hijos han oído algo de la dictadura, pero no conocen cómo eran las durísimas cárceles de la posguerra, donde Marcos Ana se dejó 23 años. Porlier, Ocaña, Burgos. Repítanles la cifra a sus hijos: 23 años. Toda la juventud, entrar adolescente y salir adulto.

Si tienen edad para ello, cuéntenles también cómo torturaba el franquismo, las palizas que Ana y tantos antifascistas se llevaron en esas cárceles o en la Puerta del Sol madrileña, donde sigue sin haber una placa que los recuerde.

Cuéntenles a sus hijas e hijos quién es Marcos Ana, denles a leer sus memorias, para que conozcan cómo trabajadoras y trabajadores de todo el mundo fueron solidarios con los presos españoles y contra la dictadura. Todos esos países donde acogieron a Ana en los quince años que pasó llevando por el mundo la lucha por la libertad y los derechos humanos en España.

Aunque quizás sus hijas, sus hijos, les sorprenden: claro que saben quién es Marcos Ana. El revolucionario, el comunista, el poeta. Lo conocieron en Sol, cuando el 15M. Lo han visto en manifestaciones, en concentraciones, en huelgas, en actos solidarios. Puede que hasta hayan ido a su casa, su piso en Retiro que siempre ha estado abierto, donde si vas coincides siempre con varias visitas a la vez, jóvenes sobre todo. La casa abierta de quien estuvo 23 años encerrado y decidió que “si salgo un día a la vida / mi casa no tendrá llaves”.

No solo a sus hijos: cuenten a todo el mundo quién es Marcos Ana, porque vamos a necesitar mucha gente para mantener viva toda la memoria que llevaba encima. La suya, la de sus padres, Marcos y Ana. La de sus camaradas caídos. La de tantas mujeres y hombres que conoció en la guerra, en la ratonera trágica del puerto de Alicante, en el terrible Campo de los Almendros, en las cárceles donde había sacas diarias y frío, hambre, enfermedad y palizas; en el exilio del que muchos ya no tuvieron tiempo para volver.

De todos es memoria Marcos Ana, de todos lleva décadas hablando en plural, siendo “nosotros”, leal y generoso. Hoy ha muerto, ya no podrá seguir recuperando los años que le quitó la cárcel. Y vamos a necesitar mucha gente buena para mantener viva su resistencia, que es la de miles de mujeres y hombres desde hace un siglo.

Trump en América Latina: Sin grandes cambios



Por Oscar Ugarteche *

Es difícil desde América Latina calibrar las diferencias de Trump con sus antecesores. Pasando de lo más agresivo a lo menos hacemos un breve recuento de invasiones y golpes de Estado en nuestra región. La invasión a Playa Girón en Cuba, en 1961, fue en el gobierno demócrata de Kennedy, la invasión de República Dominicana, en 1965, fue en el gobierno demócrata de Johnson. El golpe a Allende, en Chile,  fue perpetrado por el gobierno republicano de Nixon en 1973, la guerra encubierta contra Nicaragua, auspiciada por la Casablanca con dinero del narcotráfico (el escándalo Irán- Contra) se hizo bajo el gobierno republicano de Reagan. La invasión a Panamá en 1989 se hizo bajo el gobierno de George H. W. Bush padre, republicano y en la primera década del siglo XXI los intentos de balcanizar Bolivia, en el 2008, fueron bajo el de Bush hijo; el golpe en Honduras bajo Obama, en el 2009, el golpe blando del Paraguay, en el 2012, bajo Obama, como también el golpe blando de Brasil. En suma, no importa quién esté en la Casa Blanca cuando se trata de sacar a presidentes que disgustan a Washington. La suma es que son los demócratas los más agresivos, si bien los republicanos no se quedan atrás. En este sentido hay una continuidad de la política exterior.
Debe tenerse en cuenta que a inicios del siglo XXI se viró de actuaciones abiertas a actuaciones más encubiertas (golpes blandos) detrás del Instituto Republicano y del National Endowment for Democracy, ambas instituciones dependientes del Departamento de Estado. Ambas creadas bajo la inspiración de Reagan en los tempranos años 80 que, mientras hablaba de fortalecer la infraestructura de la democracia (ver  http://www.iri.org/who-we-are) le hacía la guerra a Nicaragua. Esto por tanto no cambiará. Quizás sea más incisivo con gobiernos que le disgusten y es posible que tome una política de enfrentamiento contra Venezuela y quizás Cuba para remover los últimos países que dañan su control absoluto en el hemisferio. Es también posible que los estrangule económicamente ,mientras crecen sus expectativas de consumo y caen los ingresos de petróleo en Venezuela y, de rebote ,su impacto en Cuba. 
La política migratoria continuará estable. Durante el gobierno de Obama se ha deportado a 2.8 millones de mexicanos. Trump asegura que deportará 3 millones más. Esa es una continuidad de las políticas. Obama dijo en noviembre de 2014: "Los criminales, no las familias, los criminales, no los niños, los miembros de las pandillas, no una mamá que está trabajando duro para proveer a sus hijos. Tendremos prioridades, al igual que se hace con la aplicación de la ley todos los días", al anunciar su acción ejecutiva sobre la inmigración, según ABC news. Trump en realidad es la continuación de esto y no está concentrado en los mexicanos sino en los latinos, en especial los centroamericanos de Guatemala, El Salvador y Honduras.
Algunos temas económicos complementarios para ahuyentar a los migrantes es poner un arancel significativo a las remesas enviadas. Un arancel alto a estas remesas (30%) puede tener un efecto disuasivo para evitar que otra gente llegue y eventualmente puede funcionar como factor de expulsión a los que ya están afincados pero que mantienen a sus familias en los países de origen. Esto abriría por lo menos un interrogante: ¿cómo identificas al migrante ilegal? El arancel a las remesas tendría que ser universal lo que sería equivalente al impuestoTobin (o ITF: Impuesto a las transacciones financieras) pero en grande. El impuesto Tobin es ínfimo (0.01%) mientras el arancel a las remesas se supone que debe gravar una porción de los ingresos, como el impuesto a la renta. Lo interesante sería que tal aplicación obligaría a tomar medidas recíprocas a los países latinoamericanos, con las consecuencias sobre los flujos de capitales de corto plazo. Las remesas son parte de esos flujos al fin y al cabo. Esto puede llevar a un retiro de dólares de parte de latinos ricos que tiene sus cuentas allá antes que suba a la presidencia y ponga el impuesto.
En lo que concierne a la política comercial, la tendencia del gobierno americano se está encaminando hacia el unilateralismo. Obama dijo que quería el TPP para que Estados Unidos pusiera las reglas del juego del comercio internacional y no China. Trump dice que el TPP no es funcional. Que va a poner otra cosa. Ambos se mueven dentro del esquema unilateral y alejados de la OMC que es el espacio que se supone se diseñó en 1992 para regular el comercio internacional.  ¿Unilateralmente pondrá aranceles? América Latina deberá poner represalias de inmediato. Lo mismo China. 
En términos de política exterior está influenciado por el grupo llamado “Centro por la Nueva Seguridad Americana” cuyos representantes más conocidos son Fontaine,  Kaplan,  Cronin, neoconservadores. Trump es el presidente del nuevo siglo y de la nueva seguridad americana. Se rumorea a John Bolton como Secretario de Estado. Bolton es recordado por decir que se podía eliminar la mitad del edificio de la sede de Naciones Unidas y no pasaría nada. En todo caso sería una acentuación del unilateralismo en el que ya están inmersos desde Bush hijo y - agregaría - que podrían, como en 1921 con la Liga de las Naciones, dar un paso atrás con un papel mínimo y sin aportar su cuota. Lo mismo con la OTAN. A la fecha tienen un rezago de 700 millones de dólares y deben pagar 650 millones por el año. Esto lo hace el país contribuyente más importante dado que la ONU opera con ingresos oficiales de 2.7 mil millones de dólares. Basta con rezagar los pagos y la institución se paraliza. Bolton es al 16 de noviembre del 2016, el candidato más probable para la Secretaría de Estado. Es también el diplomático más detestado en la comunidad internacional según el Huffington Post.
Finalmente la actuación de Trump será más interna que externa y polarizará aun más a una sociedad estancada, con un alto nivel de desempleo - a pesar de las cifras oficiales - con una baja en sus ingresos y una pérdida de esperanza en su papel en el mundo. Los ciudadanos americanos aprecian su debilitamiento internacional y su imposibilidad de ganar una guerra pero no quita que las lleven a cabo de todos modos, por el negocio que hay en ellas. 
Dicho esto, Trump es inescrutable y podría hacer cualquier otra cosa también. 
* Oscar Ugarteche: Instituto de Investigaciones Económicas- UNAM, SNI/Conacyt, coordinador del proyecto www.Obela.org 

lunes, 5 de diciembre de 2016

Trazos de verde esperanza sobre un fondo de sangre roja



Por Padre Melo *

“Con la voluntad del pueblo hondureño y con el apoyo de mi partido voy a ser el próximo Presidente de Honduras”, proclamó con seguridad y arrogancia Juan Orlando Hernández, el 6 de noviembre ante 10 mil simpatizantes. Ese día Ortega se reelegía en Nicaragua. Algunos llaman al proyecto continuista de Hernández el camino hacia la instalación en el país de “un danielismo a la hondureña”.

Si tuviéramos que pintar un cuadro de la realidad hondureña en 2016 el fondo sería sin duda rojo. El asesinato de Berta Cáceres ha sido el acontecimiento emblemático de este año. Ese crimen, y la muerte de tantos y tantas, colorea de rojo sangre la realidad nacional. La pérdida de esta mujer fue un acontecimiento de alcance mundial, que puso los ojos del mundo en Honduras, un país que no logra superar tanta violencia y tanta muerte, a pesar del costosísimo aparataje publicitario oficial, que no deja de insistir en que ya dejamos de ser el país más violento del mundo y avanzamos hacia una “vida mejor”.

Al asesinato de Berta Cáceres se sumaron este año los de otros dirigentes indígenas de COPIHN, la organización que ella fundó, y los de dirigentes de otras etnias, también opuestos a las concesiones extractivistas. También han sido asesinados dirigentes campesinos de la región del Aguán. Trazos de una sangre que no cesa de derramarse.

¿Qué ha hecho la MACCIH?
El proceso político que conduce a la reelección de Juan Orlando Hernández pone trazos cada vez más grises en la pintura de la realidad hondureña en 2016. El año termina con su empecinada decisión de reelegirse, una determinación tan sólida como frágil es la estabilidad social del país que pretende seguir gobernando. 2017 se anuncia marcado por una conflictividad política que, sin duda, superará la de todas las campañas electorales previas. 
Grises son también los resultados de la Misión de Apoyo a la lucha contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), auspiciada por la OEA y Estados Unidos. Todavía vivimos a la expectativa de cuáles serán los resultados concretos de la MACCIH. La sociedad indignada exigió en 2015, en las calles una instancia internacional que investigara la corrupción y frenara la impunidad, parecida a la CICIG de Guatemala, auspiciada por la ONU. Al concluir el año lo único que conocemos que haya hecho la MACCIH han sido breves y marginales cuestionamientos y un constante aumento del personal contratado para tareas aún indefinidas. 
El destape de los nombres de altos jefes policiales comprometidos en asesinatos de funcionarios públicos, en contubernio con jefes del narcotráfico, seguido de la creación de la Comisión Depuradora de la Policía Nacional, con la consecuente separación de centenares de oficiales y efectivos de la institución policial, es un acontecimiento que también aparece en gris en el cuadro porque expresa la estrecha alianza entre la embajada estadounidense y el Presidente, para adecentar algo la desprestigiada seguridad hondureña y, a la vez, para favorecer su reelección, quitando de en medio a poderosos oficiales de la Policía.
“Danielismo a la hondureña”
Finalizamos 2016 inmersos ya en un nuevo proceso electoral, que se anuncia como el más conflictivo y complejo y el más políticamente amañado. Algunos analistas consideran que el proyecto reeleccionista de Juan Orlando Hernández es el camino hacia la instalación en nuestro país de “un danielismo a la hondureña”. 
Todos los analistas coinciden en calificar el proceso político que lidera Hernández como una radicalización del modelo neoliberal para garantizar inversiones extranjeras con un gobierno autoritario blindado con un militarismo represivo. La paleta de colores del cuadro hondureño compone hoy el paisaje político de una “democracia autoritaria”, donde las decisiones se concentran en grupos cada vez más reducidos de la extrema derecha política, controlados por Hernández. 
Asistimos a la cristalización de un proceso que nació con la llamada “democracia tutelada”, la que a inicios de los años 80 reemplazó los regímenes militares de las dos décadas precedentes. Como proyecto de la extrema derecha, la “democracia autoritaria” agarró fuerza a partir del golpe de Estado de junio de 2009. Se basa en el militarismo y la subordinación de todas las instituciones del Estado a los liderazgos del grupo más extremista del Partido Nacional. 
Los cinco poderes de la “Democracia Autoritaria”
Muchos actores imprimen colores en el cuadro hondureño. A veces unos se imponen sobre otros, pero son siempre cinco los que tienen capacidad para imponer sus intereses sobre los demás. Son las corporaciones transnacionales, la reducida élite oligárquica local, los grupos o redes criminales, los militares y la embajada de Estados Unidos. Al frente del Partido Nacional, Juan Orlando Hernández ha procurado que estos cinco poderes respalden sus pretensiones continuistas. 
La embajada estadounidense apoya la reelección de Hernández siempre que sea reglamentada para un único período. Hernández ha buscado que esa condición sea aceptada, pero no lo ha logrado con todos los de su partido. Y los militares no acaban de ponerse de acuerdo en una postura común y de consenso a pesar de los beneficios que el Presidente ha dado a altos oficiales del Ejército. Las redes criminales tampoco expresan un respaldo consensuado a las pretensiones del Presidente por la desconfianza que sienten hacia quien consideran ha traicionado a varios de sus aliados en el narcotráfico y por lo obediente que ven a Hernández ante las presiones del gobierno de Estados Unidos. 
Mientras el Presidente siga actuando dócilmente ante los intereses de las corporaciones transnacionales, y mientras la élite oligárquica se sienta cómoda con un gobierno que le facilita todas las condiciones para la privatización de los bienes públicos, ambos poderes respaldarán a Hernández, sin importarles si su reelección está reglamentada para un único período o si se establece la reelección indefinida. Para estos dos actores las formalidades de la democracia son irrelevantes. No importa si un gobierno respeta o no las reglas democráticas, no importa si es presidencialista o parlamentario o si es una dictadura. Lo único que importa es que las inversiones cuenten con protección oficial. 
En un contexto así, el aporte positivo que los actores políticos pudieran dar al escenario nacional es cosmético. Contribuyen a darle rostro de democracia a un proyecto autoritario, concentrando la atención de los medios y de la ciudadanía, que sigue sus avatares de forma festiva y emotiva, distrayéndose del verdadero proceso de pactos entre los cinco poderes, que son los que definen negocios extractivistas, concesiones, privatización de servicios y bienes públicos. 
Pluripartidismo controlado por el Bipartidismo
El proyecto reeleccionista de Juan Orlando Hernández marcará el tránsito de la democracia formal y tutelada -por el gobierno de Estados Unidos- a otra formalidad, la que pondrá el peso en el autoritarismo, dada la inestabilidad, la inseguridad, la violencia y el caos que dominan hoy a la sociedad hondureña. 
Los partidos políticos también están haciendo una transición: del modelo bipartidista, que durante décadas funcionó como una maquinaria política perfecta. Transitan hoy a un modelo pluripartidista único en su género porque lo controlan los mismos líderes del bipartidismo de siempre. 
En marzo de 2017 serán las elecciones primarias de los partidos para que de ellas surjan los candidatos a cargos de elección popular. En noviembre de 2017 se celebrarán elecciones generales, en las que participarán nada menos que nueve partidos políticos. Desde ahora conocemos al ganador de la Presidencia: será Juan Orlando Hernández, que competirá acompañado de un coro pluripartidista de candidatos seleccionados por él, representantes de partidos que él decidió inscribir y que legitimarán su reelección.
Regresa a la extrema derecha
La radicalización del modelo neoliberal en Honduras y la legitimación del proyecto autoritario de Juan Orlando Hernández está refrendado por el liderazgo que ha retomado la extrema derecha en América Latina. Estamos transitando hacia gobiernos distintos a los que, siendo diversos, coincidían en una visión progresista y social del Estado, con políticas más autónomas frente a Washington. 
La transición aparece implacable: de las propuestas políticas nacionalistas que iniciaron hace veinte años, y que tuvieron su mayor apogeo en la primera década del nuevo milenio, avanzamos aceleradamente a la administración de los Estados suramericanos por sectores neoliberales radicalizados. Del ALCA de hace veinte años transitamos al ALBA de Lula, Kirchner y Chávez, y hoy retornamos a modelos más radicalmente neoliberales: los de Macri y Temer. Y en el Norte, el del impredecible modelo de Donald Trump. 
La correlación de fuerzas es hoy desfavorable al movimiento social. La extrema derecha hondureña y continental se encuentra en auge y unida, mientras el movimiento social pierde fuerzas y se fragmenta. El desafío fundamental es transformar esa correlación de fuerzas.
Espacios del Movimiento Social
¿Cuáles factores son sostén del modelo neoliberal y pueden transformarse en germen de su autodestrucción? La industria extractiva (minería, concesiones de ríos, de bosques, de territorios, agronegocios, ciudades modelo). La concepción del Estado como negocio (alianzas público-privadas, privatización de los bienes públicos). La corrupción y la impunidad. 
Cuanta más conciencia exista en nuestras sociedades y en el movimiento social de los peligros y daños que para el medioambiente, la vida de las comunidades y de los seres humanos representa la industria extractiva, más se avanzará en desenmascarar el discurso de desarrollo de las compañías transnacionales. 
Cuánto más se identifique a las oligarquías como responsables de la destrucción de los Estados por su voluntad de mercantilizarlo todo y de privatizar los bienes públicos, más vigorosa será la lucha por recuperar el Estado y su soberanía sobre los bienes públicos y comunes. Cuánto más se investiguen los casos de corrupción en las instituciones públicas llevados a cabo por las mafias políticas y privadas, más se debilitarán esas mafias. 
En el movimiento social y popular todo está por hacer, y como nos recordó Albert Einstein “es en la crisis en donde aflora lo mejor de cada uno y es en ella donde nacen la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias”. 
El cuadro hondureño es de profunda crisis. Para que en ella nazca todo eso que dice Einstein resulta indispensable que el movimiento social hondureño mantenga su autonomía e independencia frente a los partidos políticos. En Honduras abundan experiencias de alianzas en las que el movimiento social ha acabado casi siempre convertido en correa de transmisión de los intereses del partido. Es lo que ha ocurrido con un movimiento social como el Frente Nacional de Resistencia Popular identificando sus objetivos con los del partido LibRe. 
En tiempos electorales, las comunidades y el movimiento social corren el peligro de quedar atrapados en el proselitismo político, reduciendo su horizonte a la agenda electoral, que es la toma del poder, perdiendo de vista el multicolor fondo del cuadro hondureño. 
Estudiantes y Pobladores
En ese multicolor escenario ha habido en 2016 trazos de verde esperanza. Durante varios meses la huelga de estudiantes universitarios organizados en el Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) tuvo alcance nacional, tanto por las actividades de presión que paralizaron las tareas docentes como por el nivel de liderazgo que alcanzaron los estudiantes. 
La presión estudiantil no sólo fue firme y coherente. También obligó a las autoridades universitarias a sentarse en una mesa de diálogo, con mediadores aceptados por ambas partes, para abordar la revisión a fondo de las normas académicas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, vigentes desde noviembre de 2014. También puso un trazo de esperanza la presión social contra la instalación de peajes en las principales carreteras del país, privatización de un bien público bajo la modalidad de la asociación público-privada. 
Este movimiento social inició con una oposición al peaje que para el Ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, INSEP, y para las mismas transnacionales no pasaba de ser una escaramuza de rebeldía marginal y local de unos cuantos despistados que con una sola acción represiva o unas promesas de asistencia al desarrollo desaparecía para siempre. Sin embargo, aquella escaramuza tenía incubada una oposición sistémica al modelo de peaje sustentado en la privatización de los bienes públicos y en la pérdida de la soberanía de la ciudadanía para transitar libremente por tu propio territorio. Es decir, además de ser un modelo de privatización, es un proyecto que viola la Constitución de la República que en su artículo 81 garantiza la libre locomoción de la ciudadanía por todo el territorio nacional. De la así considerada escaramuza local se pasó a una presión social, política y jurídica de alcance nacional. A esto sí le comenzó a preocupar al Ministro de INSEP, especialmente cuando a inicios de octubre su gobierno decidió comenzar a cobrar en las casetas de peaje cercanas a El Progreso, y que provocó que sectores de pobladores se instalaron en ellas iniciando una decidida campaña en contra del cobro. 
En pocos días, de cada 100 vehículos 97 no pagaron el peaje. La lucha no violenta y de desobediencia civil iniciada por pobladores y unos cuantos comerciantes tocó la conciencia nacional en defensa de los bienes comunes y la soberanía. 
¡Siga de Viaje, No Pague Peaje!
La oposición al cobro del peaje, con la consigna “Siga de viaje, no pague peaje” se promovió en las principales carreteras hondureñas y creó conciencia ciudadana. En la primera semana de noviembre una caravana de unos 50 vehículos, llamada “Soberanía vial”, recorrió la carretera principal que une Tegucigalpa con el norte del país con conductores decididos a ejercer el derecho constitucional de transitar libremente sin pagar peaje sobre una vía concesionada por el gobierno a una transnacional vinculada a diversos capitales internacionales, entre los que destaca la inversión colombiana. 
A la altura de la ciudad de Siguatequepe, equidistante entre Tegucigalpa y San Pedro Sula, la caravana, apoyada por organizaciones populares, entre ellas el COPINH fundado por Berta Cáceres, se toparon con una auténtica muralla conformada por trescientos policías antimotines armados con pistolas, toletes, gases lacrimógenos, escudos y tanquetas de guerra. 
La muralla policial cubría toda la carretera, impidiéndole el paso a vehículos y a personas. La caravana exigía la derogación del decreto que “legaliza” las casetas de peajes y reclamaba un diálogo nacional entre el gobierno central, las municipalidades, la empresa privada y las organizaciones comunitarias para definir un modelo que garantice que las carreteras seguirán siendo bienes públicos no privatizados. 
El Progreso tiene tradición de lucha. En esta ciudad, hoy con más de 300 mil habitantes, inició en 1954 la huelga bananera más importante de la historia del país, ganándose desde entonces los progreseños el calificativo de “revolucionarios” para unos y de “revoltosos” para otros. 
Después de cuatro horas de ser impedida de avanzar, la caravana decidió regresarse y los antimotines disolvieron la muralla, aunque a la altura de las casetas de peaje en Zambrano detuvieron a varios participantes. Dos de las mujeres detenidas terminaron en la cárcel en la capital y fueron liberadas gracias a una decidida presión popular que se apostó en las instalaciones policiales. ¿Acusación? Desobediencia a la autoridad. Y así era: la caravana fue una expresión de desobediencia civil a una ley anticonstitucional que atenta contra los bienes públicos. 
El rojo y el verde
La respuesta represiva a esta protesta pacífica cumplió lo que dice el dicho, que “por las vísperas se conoce la fiesta”. Si una medida como ésta la decide en 2016 un gobierno que busca reelegirse en 2017 ya sabemos que el segundo mandato de ese gobierno, con una mayor concentración de poder, recrudecerá la represión. 
Sí, en el año 2017 nos espera mayor conflictividad. También nos espera un movimiento social que seguirá en ebullición, alimentado por los crecientes malestares populares. No faltarán ni el rojo de la sangre ni el verde de la esperanza. 

* Ismael Moreno, SJ. Sacerdote jesuita director del ERIC y Radio Progreso, obras de la Compañía de Jesús en Honduras.

Su mentira es insostenible y su afinidad a ella incomprensible


Por Héctor Flores *

Mientras invitábamos a la gente a no pagar el peaje el automóvil se detuvo. Moderno, bien cuidado y de esos para presumir, así puedo describirlo. Del auto en  mención bajó un señor quien, extendiendo su mano, me entregó el tiquete de pago y una hoja volante que le dieron en la ventanilla. Yo no quería pagar – me dijo en tono como de disculpa – pero ella me amenazó diciendo que si no pagaba no me iba, y yo vivo lejos (en Colón), no sabía todo eso que ustedes ahora dicen por ese micrófono. Pero hay más cosas que usted amigo debe saber - le dije – y, ensimismado a mi afán de acabar con los peajes, le solté lo siguiente:
El nombre de corredor turístico que ADASA utiliza, en complicidad con el gobierno de Juan Orlando Hernández, no es más que el disfraz que se usa para cobrarle al pueblo lo que los millonarios de Honduras y las transnacionales no quieren pagar. Por ejemplo le quieren cobrar las exoneraciones que le hacen a los grandes complejos hoteleros, a las comidas rápidas, a las industrias maquiladoras. Pero esa recaudación que se deja de percibir se la quieren cobrar a usted, si a usted que pasa en su carro a trabajar, que no es turista y que no tiene dinero para gastar.  Y para eso le ponen esta caseta de peaje.
Nos quieren engañar con un carro patrulla, una grúa y un mecánico que viene y va por esa carretera. Para reacción inmediata dice el panfleto, para su atención dicen. Pero ese carro lo pagamos nosotros,  lo mantenemos nosotros con la extorsión del peaje. Con ese cobro pues.  No es gratis amigo.  No se queda un carro varado todos los días, eso puede suceder una vez al año, pero el peaje, o sea los 38 lempiras y sus respectivos aumentos cada año, usted tendrá que pagarlos el resto de su vida.
Nos piensan tan imbéciles que le dan un panfleto que dice que usted reducirá los tiempos de transporte. Pero mire amigo, ADASA piensa que este pueblo además de empobrecido es estúpido, y piensa que no sabe leer la realidad y descubrir la falsedad. Antes de que se hicieran ese monumento a la corrupción, ahí en la Guadalupe,  llegábamos a San Pedro Sula en treinta minutos, ahora nos demoramos una hora y media por las grandes colas que su ambición, en esas casetas de peaje, está provocando en nuestra carretera.  Nos dicen que habrá reducción de consumo de combustible y repuestos, ¿me da permiso de reírme?, será que ADASA me da los repuestos, o que ella me compra el combustible. Cada vez que me demoró una hora en pasar esas casetas mi carro ha consumido más combustible que el que debió consumir cuando solo estaba encendido media hora para llegar a mi destino.  
Mire usted amigo si nos quieren ver cara de estúpidos,  en el panfleto que usted me entrega dice que me dan servicio de ambulancia, si lo llego a necesitar, que será atendido por la Cruz Roja Hondureña, mediante convenio que ADASA tiene con esta organización. Y acaso ¿no es responsabilidad del Estado mi seguridad? ¿no es responsabilidad del Estado mi salud? Si ADASA quiere hablar de salud que lo haga con sus propios médicos, sus propios hospitales y sus propias ambulancias, que no se aproveche de las entidades altruistas como la Cruz Roja Hondureña que ya está haciendo con el pueblo lo que el Estado no ha podido.
Hablan de desarrollo con obras complementarias y ¿para qué tengo yo un gobierno municipal que me cobra impuestos sino para desarrollar mi municipio? Si no pueden que lo digan y que, ante la incompetencia que le dejen al que pueda la tarea. Pero no deje que le vendan el cuento de desarrollo cuando lo privan de poder trabajar con la libertad. El puente de la democracia es inviable en su reparación o es nuevo o nada, el de Santa Rita también, pero eso lo tiene que hacer el Estado, para eso le quita a usted los 33 lempiras por cada galón de gasolina que compra. Sino que me pongan el precio real en la compra del combustible.
Pero lo cierto de todo esto amigo es que  después de 57 días  de lucha, el descaro y la farsa de ADASA (autopistas del atlántico) no tiene límites. Se sabe en todo Honduras que están queriendo cobrar lo que no es de ellos y que hay un pueblo que les ha dado un revés en defensa de su dignidad. Están llegando a límites extremos como de represión contra los conductores. 
* Poeta y gestor cultural

Nueva versión de Ley de Consulta promovida por el estado de Honduras y el PNUD no se apega al Convenio 169


OFRANEH
Rebelión

En medio de lo que parece ser una ofensiva contra el derecho a la Consulta Previa de los pueblos indígenas a nivel de América Latina, en Honduras el estado y el PNUD persisten en imponer una Ley de Consulta que no se apega al espíritu del Convenio 169 de la OIT. El pasado 17 de noviembre el PNUD publicó en su portal de la internet una nueva versión de la Ley de Consulta, supuestamente fruto de los “talleres de socialización” a los cuales previamente denominaron talleres de consulta. 
El nuevo anteproyecto de ley que ha difundido el PNUD y la Dirección de Pueblos Indígenas y Afrohondureños (DINAFROH), continua siendo en su esencia la misma impulsada por los técnicos peruanos que fueron traídos al país para promover las bondades de ley que pretender imponer en Honduras la versión de ley de Consulta del Perú, la cual ha dado lugar a un sinnúmero de conflictos sociales en ese país. 
El artículo 20 de la nueva versión, ha sido maquillado, pero continúa otorgando al estado la decisión final sobre la consulta, convirtiéndola en una simple socialización. El artículo 21, ahora además de almacenamiento y eliminación de materiales peligrosos le añadieron el traslado o reubicación de los pueblos interesados. En el texto en general le incluyeron el “consentimiento”, el que en la versión anterior sólo se mencionaba de forma somera en el artículo 21. 
Ciertamente la intervención de la Sra. Victoria Tauli Corpuz, Relatora de Pueblos Indígenas de Naciones Unidas, el pasado 8 de noviembre, en la Universidad del Claustro de Sor Juana Inés de la Cruz en México; se refirió entre otros, al proceso de la elaboración de la Ley de Consulta en Honduras, además en las incongruencias que han imperado en el proceso impulsado por PNUD-DINAFROH. 
La relatora Tauli-Corpuz indicó que “La experiencia en Honduras subraya la importancia de instituir mecanismos adecuados para consultar sobre la consulta”. Mientras tanto el PNUD optó por llamar las supuestas“consultas” realizadas como talleres de socialización. 
ONUREDD a través del PNUD viene impulsando desde el año 2012 la creación de una Ley de Consulta para lo cual acompañó a la Confederación de Pueblos Autóctonos de Honduras (CONPAH) en una serie de talleres y para abril del año 2015, presentaron una versión de ley de Consulta que posteriormente soterraron para darle el apoyo a la versión creada por el Estado, la que en ningún momento fue previamente consensuadas con los pueblos indígenas. 
El apremio suscitado por el Estado en relación a aprobar la Ley de Consulta, ha sido asumido por el PNUD, el cual requiere a toda costa la existencia de la ley para así poder dotar de salvaguardas a su Programa REDD, el que se encuentra estancado, ante la inexistencia de mecanismos para aplicar la consulta previa en Honduras. 
Ofensiva continental contra los pueblos indígenas y su derecho a la consulta previa
El derecho a la consulta previa se ha convertido en un meollo en América Latina para los estados y empresarios, que pretenden expulsar a los pueblos indígenas de sus territorios a través de proyectos extractivos, expansión de la frontera de agrocombustibles y la supuesta conservación de los bosques a través del programa REDD. 
En medio de la crisis política y económica que sacude Honduras, acompañada de una implacable ofensiva sobre los territorios de los pueblos indígenas, donde se encuentran la mayoría de los 714 proyectos extractivos que se están pretendiendo ejecutar, la mayoría de ellos sin haber efectuado ninguna consulta. 
En Colombia actualmente el gobierno impulsa un proyecto de reglamentación del derecho a la consulta, el que esta causando un enorme repudio por parte de los pueblos indígenas. Mientras tanto en Guatemala, en el mes de octubre, el Estado inicio el proceso para emitir un reglamento sobre la consulta previa. Desde 1996 el Convenio 169 está vigente. Existen más 380 licencias emitidas por el Estado el que omitió apegarse al convenio. Hasta la fecha estado de Guatemala persiste en desconocer el carácter vinculante de las consultas efectuadas por las mismas comunidades indígenas. En el Perú, primer país que aprobó una Ley de “Consulta”, se encuentra plagado de conflictos sociales, la mayoría de ellos relacionados con la minería en territorios de los pueblos indígenas. A inicios del mes de septiembre, el partido Fuerza Popular presentó una iniciativa en el Congreso de ese país para modificar el derecho a la consulta, ante su supuesta incidencia negativa en las inversiones. 
DINAFROH, la CONPAH y sus versiones de Ley de Consulta
Hasta la fecha tanto la institución gubernamental DINAFROH y la CONPAH, no han emitido ninguna explicación sobre el abandono de las versiones del anteproyecto de Ley de Consulta que elaboraron al inicio y el cual misteriosamente abandonaron en aras de la nociva versión estatal, la que aplauden y defienden de forma servil. Tanto DINAFROH como la CONPAH han sido acompañantes del Estado en una serie de violaciones al derecho a la consulta, tales como la aprobación de Ley de Aguas, Ley de Regiones Especiales para el Desarrollo (RED) suplantada posteriormente por la Ley de Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) Ley de Minería, entrega de plataforma continental a BG-SHELL, entre otras.
En Honduras los pueblos indígenas nos encontramos ante el dilema de apegarnos a la actual dictadura civil, o ser perseguidos y aniquilados por la élite de poder. De ahí la responsabilidad moral que tiene el PNUD de defender los derechos de los pueblos indígenas más que la “soberanía” de un estado fallido. 
* Organización Fraternal Negra Hondureña, OFRANEH

Local o comunitario, el periodismo del futuro prospera



Por Mario Osava *

“Siempre quise ser periodista, El Chulla es mi oportunidad, acá me siento bien y pongo todo mi esfuerzo”, confesó Elsa Mejía, la “abuela” del equipo que redacta el periódico comunitario de la Zona Centro de Quito.

La publicación trimestral es financiada por la Municipalidad, pero su contenido es producido con total independencia por 15 voluntarios, 13 mujeres, que cubren los varios barrios del Centro Histórico quiteño y sus alrededores.

“Es la gente la que elabora la información directamente de su sector, sosteniendo la credibilidad ciudadana, porque son noticias contadas desde la vecindad”, aseguró Pilar Guacho, responsable de la edición como comunicadora social de la Administración Zona Centro de la alcaldía.

“La población local se siente identificada con este medio de comunicación redactado por los vecinos y sabe que es verdad lo que está escrito”, acotó a IPS en la sede de la publicación en la capital de Ecuador.

El Chulla lleva el nombre de un personaje histórico de las calles de Quito, elegante en su único traje, aunque pobre. Se publica cada trimestre, a veces con atraso por retardo en los recursos municipales para la impresión de sus 10.000 ejemplares, distribuidos gratuitamente.

Su éxito se mide por su longevidad, en comparación con publicaciones similares que suelen desaparecer precozmente, y por la acogida popular. “En la Plaza Grande, 200 ejemplares se acaban en cinco minutos”, según Guacho. No se aumenta la tirada por falta de presupuesto.

El periódico ya cumplió 12 años, sobreviviendo a cambios de alcaldes y de orientaciones políticas en la gestión municipal.

“Somos propositivas, informamos sobre buenas actividades, fiestas”, explicó Mejia, de 68 años, una de las fundadoras del periódico, maestra en corte y confección y reportera del barrio Santa Lucia.

Un ejemplo fue la reforma de la Casa Parroquial del barrio San Marcos, impulsada por el Chulla. El deterioro de la casa de 1820 no permitía al padre vivir allí “sin el riesgo de le cayera el techo en la cabeza”, recordó Nancy Solís, reportera del área.

La movilización logró que el Instituto del Patrimonio Cultural asumiera la obra y “la comunidad retiró los escombros en cinco camiones de desechos, ahora el padre vive feliz en su casa”, celebró.

“Mi barrio hizo guardería ciudadana, los vecinos hacían guardia voluntaria, observaban y avisaban sospechas por radios de comunicación. Los delincuentes se fueron y no hubo costos para el municipio”, contó Margarita Valladares, licenciada en finanzas y ahora periodista en Edén del Valle.

Sirvió de ejemplo a otras comunidades. “Los barrios compiten, quieren hacerlo mejor que el pionero”, bromeó.


Un ejemplar de El Chulla, un periódico trimestral de 16 páginas y una tirada de 10.000 ejemplares de la capital de Ecuador, que ya cumplió 12 años y es un ejemplo del creciente periodismo comunitario o colaborativo que prospera en América Latina. Crédito: Mario Osava/IPS
El grupo fundador del periódico, de 30 reporteros en 2004, se ha reducido a la mitad, pero la información la suministran los pobladores en general. “El Chulla consiguió la participación y apropiación ciudadanas”, destacó la editora.

“Aprendimos mucho, fueron 12 años de capacitación constante”, resumió Susana Vargas, de la Colmena, trabajadora social. “Hemos estudiado, pero ahora vemos en la práctica”, añadió Nancy Solís.

“Sentirse útil”, tener una segunda familia en el equipo y “divertirse”, viajando incluso al exterior y festejando cada cumpleaños de El Chulla, son otras satisfacciones que ofrece la actividad periodística, según esas voluntarias.

El periodismo comunitario o local es el futuro de la comunicación social, cree Carlos Castillo, veterano periodista que dirige hoy la redacción del Observatorio da Imprensa, un portal de análisis en Brasil.

Las nuevas tecnologías digitales y la diversificación del consumo, un vuelco en la uniformización promovida por la globalización económica, imponen cambios también al periodismo, que “deja de ser una actividad comercial-industrial para convertirse en componente de la producción cultural y de conocimientos”, planteó a IPS.

La noticia se hizo tan abundante en Internet que perdió la fuerza para atraer el público y en consecuencia la publicidad. “Deja así de ser fundamental como fuente de ingresos y pasa a ser factor de reflexión sobre el futuro individual y colectivo”, evaluó.

“Cuanto más amplia la circulación de informaciones locales, mayor será la producción de conocimientos y del llamado capital social”, y en eso está el rol del periodismo local, dictó Castillo, investigador del tema desde su doctorado en gestión del conocimiento.

La expansión del periodismo comunitario o local, sin embargo, enfrenta muchos desafíos, como definir una nueva relación entre periodistas y la población local, más interactiva, un modelo de sustentabilidad económica en un ambiente digital y la formación de “periodistas aficionados o ciudadanos”, advirtió.

La pujanza de periódicos locales es visible en la metrópoli brasileña de São Paulo, donde la Asociación de Diarios y Revistas de Barrio tiene 50 afiliados y estima haber cerca de 150 otras publicaciones similares. Como la ciudad tiene más de 2.000 barrios, la posibilidad de incremento es enorme.

Se destaca el “Jornal dos Bairros”, con ediciones mensuales de 130.000 ejemplares que circulan en ocho barrios céntricos, “el ‘filet mignon’ (parte mejor) del mercado”, que concentra una población de altos ingresos, alabó a IPS su director de redacción, Haroldo Lago.

La prensa de barrios “sobrevive y crece porque tiene bajos costos, con pequeñas tirada y redacción y publicidad asegurada de empresas locales”, observó.

“Cada ciudadano es un reportero potencial” que suministra informaciones inmediatas a los periódicos que se dedican a los hechos y problemas del barrio, como cuestiones de seguridad, salud y transporte, apuntó Lago.

La planta gráfica del Jornal dos Bairros imprime también 55 periódicos de ciudades del interior.

Lago solo lamenta que grandes empresas, gobiernos e instituciones públicas aún no se hayan dado cuenta de la mayor eficacia de la publicidad en medios pequeños y locales, que alcanzan directamente el público deseado.

En Blumenau, ciudad industrial de unos 340.000 habitantes del estado de Santa Catarina, en el sur de Brasil, pueden estar naciendo un modelo y herramientas digitales para el periodismo comunitario, o colaborativo como prefiere denominarla Evandro de Assis, uno de los socios del proyecto.

La idea surgió en febrero, cuando quebró la empresa de autobuses local, dejando la ciudad sin transporte colectivo durante ocho días, a pesar de la contratación de otra empresa por la alcaldía.

Tres periodistas, entre ellos Assis que había sido editor-jefe del gran diario local, Jornal de Santa Catarina, crearon el Colectivo Blumenau, una red informativa por Facebook para buscar soluciones.

“Invitamos a los ciudadanos a informar sobre los servicios de la nueva empresa, cantidad y calidad de los autobuses, horarios. En algunos días se registraron 240 personas y subió a 2.000 en un mes. Fue demasiado para los tres periodistas y Facebook se reveló una herramienta inadecuada”, relató Assis a IPS.

El grupo decidió formar una empresa, a través de una incubadora local, para desarrollar un programa de informática para facilitar la comunicación entre periodistas y comunidades y un modelo sustentable de periodismo participativo.

Las fuentes de financiamiento podrían ser el “crowdfunding” (micromezenazgo) y las grandes empresas, que no tienen interés en publicidad local porque su mercado es nacional, pero se comprometen a mejorar la calidad de vida local.

El proyecto se contrapone a la decadencia de la prensa tradicional. “El Jornal de Santa Catarina empleaba 50 periodistas hace siete años, hoy solo 16”, señaló Assis.