martes, 27 de septiembre de 2016

Bertha Oliva disertó sobre los DDHH ante educadoras de organizaciones magisteriales



Por Marvin Palacios

La Coordinadora General del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), Bertha Oliva, fue invitada especial para disertar sobre los derechos de las mujeres en el “Encuentro Red de Trabajadoras de la Educación, Caminando Juntas por una Educación Pública e Integral”, desarrollado en el salón de eventos de la Cooperativa de Ahorro y Crédito de Educadores de Honduras Limitada (COACEHL).

La actividad fue realizada por el Colectivo de Mujeres de la Federación de Organizaciones Magisteriales de Honduras (FOMH) que aglutina a las docentes del sector público del país, pertenecientes a los diferentes colegios magisteriales que integran dicha federación.

En su disertación, Bertha Oliva instó a las educadoras a tener una identidad propia, para brillar con luz propia, y a no depender de la sombra del apellido de un hombre, porque nadie vale por nadie, uno vale por lo que es.

El tema de los derechos de las mujeres no debe enfocarse solo a género o a las preferencias sexuales, sino que debemos ver que en esta dinámica,  existe el ejercicio del poder, creo que ese es el punto que debemos ir descubriendo, señaló la Coordinadora del COFADEH.

Oliva apuntó que debemos entender la magnitud del trabajo a favor de los derechos humanos, porque todos tenemos derechos, imagínense que algunos creen que los privados de libertad no tienen derechos, y a ellos,  el único derecho conculcado es el derecho a la libertad; de ahí los demás derechos no deben ser violentados.

“Y ahí el cuestionamiento del tema también de las acciones mediáticas que se ejercen desde los poderes fácticos para confundir a la opinión pública, los poderes fácticos vienen y ustedes permanentemente  están escuchando que este es un delincuente, como han escuchado permanentemente que las organizaciones defensoras de derechos humanos, solo defendemos a los delincuentes”, subrayó Oliva.

Esa es parte de la estigmatización que nos hacen a las defensoras de derechos humanos, y eso viene mediáticamente porque sí es una política de estado, señaló.

Entonces nosotras debemos ir viendo todos los derechos de la mujer desde las políticas de estado, y ante eso es que debemos armar coaliciones.

Al expresar que conoció a la dirigenta indígena lenca, Bertha Cáceres Flores, desde que ésta contaba con 16 años, y que fue asesinada por sicarios el 2 de marzo de 2016, Oliva manifestó que Berta Cáceres Flores entendió desde aquel tiempo,  que había que luchar para ejercer ciudadanía, para ejercer independencia, para no ser sometida y para entender lo que significa el sometimiento.

En el encuentro varias participantes manifestaron su protesta por los pírricos aumentos que el gobierno de la República aprobó para las docentes y los docentes.

Además denunciaron los hostigamientos de las que están siendo sujetas por parte de directores de colegios y la problemática de inseguridad que enfrentan en los centros educativos.

Bertha Oliva las invitó a acudir al COFADEH para plasmar las denuncias y les manifestó la voluntad del comité de realizar las acciones legales pertinentes ante los organismos respectivos,  para que los derechos de las docentes se hagan respetar.

Periodistas de México y C.A. analizan la libertad de expresión en tiempos de crimen organizado



Danilo Osmaro Castellanos es un periodista que luego de ejercer su profesión en la capital de Honduras, se trasladó al pueblo donde nació para iniciar un proyecto de comunicación popular. Santa Rosa de Copán, está ubicado en el departamento de Copán, en el occidente hondureño. 

La región no únicamente es conocida por la presencia de la narcoactividad y el crimen organizado, sino también por los proyectos extractivos que se ubican en la zona con el fin de instalar empresas hidroeléctricas y mineras.

Esa realidad cotidiana es la que debe informar y analizar Danilo Osmaro en su canal de televisión. En varias ocasiones las amenazas y hostigamientos descontrolan, desaniman, meten temor. Llevar las voces de las comunidades como protagonistas en sus historias trae consecuencias, muchos de esos periodistas o comunicadores están enfrentando la violencia que provoca la industria extractiva en complicidad con el Estado. 

El caso de este periodista y otros de México, Guatemala, Honduras y El Salvador son analizados en el encuentro “Libertad de Expresión en tiempos de Crimen Organizado”, que realiza Deutsche Welle, un centro para el desarrollo y la asesoría a los medios y la formación periodística. 

El encuentro busca identificar los retos de la libertad de expresión en México y el Triángulo Norte centroamericano, teniendo como escenarios que la región, especialmente Honduras, se ha convertido en uno de los países más peligrosos para los defensores y defensoras de derechos humanos, tal como lo advirtieron expertos de Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que  han recibido información sobre el asesinato de por lo menos 8 defensores en el país en los últimos meses.

Vera Freitag, del equipo organizador del encuentro, dijo que han logrado el intercambio de experiencias entre los países, de cara a saber unir las realidades de la región. 

Uno de los retos fundamentales es hacer funcionar los mecanismos de protección, que en la mayoría de países están aprobados, pero que en la práctica no sirven porque no aseguran la integridad fiscal y psicológica de los comunicadores y comunicadoras. 

“Desde los órganos de protección de los derechos humanos hay presión para que los gobiernos reglamenten las leyes de protección de periodistas, de lo contrario seguirán siendo legislaciones vacías”, dijo Vera. 

En el encuentro se reiteró las obligaciones de los Estados en prevenir la violencia en contra de periodistas implementando acciones de prevención dirigidas a atacar las causas de la violencia contra periodistas y de la impunidad. 

Los Estados tienen la obligación de proteger a los periodistas cuya vida e integridad está en peligro y procurar investigar, juzgar y sancionar a todos los autores de los delitos contra comunicadores. 

En el reciente informe que sacó la Comisión Interamericano de derechos Humanos en Honduras, reitera la necesidad de adoptar un discurso público que contribuya a prevenir la violencia contra periodistas, incluyendo el reconocimiento de la labor periodística y la condena pública de asesinatos y toda violencia física contra periodistas, omitiendo cualquier declaración que pueda elevar el riesgo para los periodistas.

El documento presentado este 2016 recomienda al Estado de Honduras asegurar que se adopten medidas de protección, efectivas y concretas, en forma urgente, para garantizar la seguridad de quienes se encuentran sometidos a un riesgo especial por el ejercicio de su derecho a la libertad de expresión, ya sea que las amenazas provengan de agentes del Estado o de particulares. Las medidas deben garantizar a los periodistas la posibilidad dar continuidad al ejercicio de su actividad profesional y de su derecho a la libertad de expresión.

México lugar inseguro para periodistas 

Juan Alberto Sebillo es periodista mexicano, corresponsal en el estado de Guerrero para la revista Proceso. Él participa en el encuentro y asegura que el fenómeno el narcotráfico y crimen organizado están exponiendo la vida de los periodistas,  peor aún, están llegando hasta los dueños de medios, lo que podría provocar que los crímenes sigan en ascenso, todo bajo la complicidad y el silencio gubernamental.  

“Una de las principales cosechas de este encuentro es reconocer que toda Centroamérica y México nos afecta el crimen organizado y narcotráfico. Son temas que nos llaman a unirnos para poder buscar las respuestas a este flagelo que se convierte en el principal promotor de la autocensura en la región. El narcotráfico, a través de la violencia que genera, paraliza y calla”, dijo Sebillo. 

El encuentro, donde participan medios como Artículo 19, Revista Digital Proceso, El Faro, Radio Progreso, Jornada de Veracruz, Reporte Indigo, El Financiero, Mayas sin Fronteras, Canal  32 y el periódico alemán Taz, junto a la relatoría de libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos,  continúa en la ciudad de México, analizando los efectos que trae los actos de violencia en contra de periodistas. 

Además de vulnerar el derecho a expresar y difundir ideas, opiniones e información, está generando un efecto amedrentador que deja un mensaje de silencio para el resto de comunicadores. Finalmente esa violencia genera violación a los derechos de las personas y sociedades que buscan y reciben información e ideas de cualquier tipo. 

Se nos fue la compañera, amiga y luchadora popular Gladys LanzaDick & Miriam Emanuelsson



Siempre es duro escribir unas líneas sobre seres humanos que han sido excepcionales en la vida. Y Gladys Lanza, de 75 años, es una de aquellas personas. Partió para siempre esta madrugada del 20 de septiembre, en el hospital Dime en Tegucigalpa, Honduras.

Pocas personas como Gladys han tenido una vida tan rica en experiencias humanas como ella. Porque los revolucionarios, como Gladys, viven una vida rica, y esa riqueza no hace referencia a lo económico.

Entrevistamos a esta mujer combativa, incansable e insobornable desde el golpe de estado militar en Honduras el 28 de junio de 2009. Y ahí surgió también una linda amistad. Fue una de las destacadas militantes & dirigentes del ex Partido Comunista de Honduras (PCH) hasta su disolución en 1990.

Fue una de esas heroínas en la lucha popular y encabezó uno de los sindicatos más importantes, combativos y clasistas en la década de los ´70-´80, el Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, STENEE, en donde se puso al frente de los intentos de entregar la empresa con 4500 trabajadores al gran capital privado. Y recordamos siempre sus palabras que salieron con tanta firmeza sobre esa heroica lucha de clase, cuando la entrevistamos el año 2012 sobre esos sucesos de los ´80:

“¡Hay que cambiar todo, echar atrás todo lo que han hecho! Quitar el poder de la empresa privada porque ella es sanguijuela, que chupa sangre y la sangre es el dinero del pueblo.”

La generación hondureña de hoy la recuerda por su incansable lucha por las mujeres y trabajadoras hondureñas, víctimas de un estado patriarcal, machista y violento, sobre todo después el golpe de estado militar de 2009.

Cada año la organización feminista Visitación Padilla que Gladys encabezaba como coordinadora presenta las estadísticas sobre el feminicidio en el país centroamericano. Las cifras horrorizan. ¿Cómo es posible, que en una pequeña nación de 8.2 millones de habitantes se ejecuten cada año a 600 mujeres, muchas de ellas se encuentran en costales, mutiladas con signos de tortura. Gladys juró luchar hasta las últimas consecuencias para que se respetaran los derechos de la mujer hondureña y sobre todo; el Derecho a la Vida.

Por eso fue amenazada tantas veces. Fue hostigada. Fue demandada y sentenciada por el Poder Judicial a 18 meses de cárcel por haber encabezado una manifestación frente al edificio de una entidad estatal en donde “las Chonas”, como cariñosamente son nombradas las miembros de Visitación Padilla, denunciaban con voces altas al gerente de la empresa, acusado por acoso laboral y sexual de una trabajadora de la entidad y que buscó la defensa donde Gladys y Las Chonas, porque la fiscalía, dizque “el defensor del Pueblo”, no prosiguió el caso, según las denunciantes.


– ¡Jamás acepto un arreglo “amistoso” en donde me arrepiento, jamás voy a pagar esa multa aunque sea simbólica, prefiero la cárcel, que me lleven a la cárcel! dijo con una decisión totalmente firme que impactó. El estado, hasta ahora, no ha insistido de ejecutar la sentencia.

Terminó de palpitar el corazón tan grande de Gladys esta madrugada. Cuando nos fuimos del velorio esta tarde habían llegado centenares de sus amigas y amigos, compañeros de la ENEE, obreros, campesinos, las mujeres de los barrios y colonias de la pobreza capitalina que nuevamente van a enterrar una mujer de gran calidad humana, con espíritu revolucionario y humanismo tan grande como el que representan los y las mejores hijos e hijas del pueblo trabajador.

Su hermana nos contó, que en su última plática con Gladys, ella se despidió con las palabras; ¡“Cómo voy a morir ahora cuando la situación en el país está como esta”!

El pueblo hondureño, que quiere un cambio profundo en todas sus estructuras, y no parches en el techo, debe tomar esas palabras de Gladys como un reto para continuar la lucha y recoger el legado político y organizativo que dejó Gladys. Y estamos seguros, que con ese optimismo histórico que siempre expresaba Gladys, otros hondureños lograrán lo que ella y todos sus camaradas de lucha prepararon.

El desorden y la injusticia

Rebelión

Por Jaime Richart

Ni Goethe, semidiós del pensamiento, al afirmar “prefiero la injusticia al desor­den” tuvo en cuenta, como tampoco las cabe­zas pensantes que se suben al carro de tan sospechosa idea, que los juegos de palabras en política, y sobre todo en estos tiem­pos de lucidez po­pular, son tan despreciables para la inteligen­cia simple como peligrosas las bombas de relojería. 
Porque no hay quien con la cabeza en su sitio pueda pensar que el desorden sólo existe cuando es visible, manifiesto y tangi­ble. Porque, hoy es imposible que pueda haber algún bien pensante que no repare en lo siguiente: no hay mayor desorden en una colectividad que cuando está en ella instituida la injusti­cia social, y la justicia formal está prostituida al no reparar los jueces y tribunales el injusto cometido por las clases sociales su­periores... Lo mismo que no hay quien no "entienda" que falta­ría más que tanto el Goethe Canciller de la República de Weimar, que quería la paz en las calles a cualquier precio, como luego y siempre todos los turiferarios y beneficiarios máximos del sistema ultracapitalista no quieran la protesta rui­dosa, la denuncia peligrosa, la algarada, la revuelta, y con ma­yor motivo la revolución. Y digo faltaría más, porque sencilla­mente todos ellos, quienes forman parte del poder financiero, del político, del religioso y del mediático viven opíparamente, justo de los privilegios, canonjías y prebendas que aporta la calma absoluta en la calle y en los despachos, aunque la vida en cada hogar del montón sea insoportable. 
En España, en estos momentos de su historia en que se hace balance de las tropelías, fechorías y desvalijamientos de las ar­cas públicas por parte de gobernantes y políticos durante casi dos décadas, la repulsa popular más extrema ya ha traspasado hace tiempo los niveles iniciales de indignación que acompa­ñan a cada escándalo conocido, para situarse en el escalón supe­rior de la impotencia. Y esa impotencia se hace sentir en grado sumo al ir presenciando la población año tras año, que la justicia dedica todos sus recursos a la investigación e instruc­ción de cada caso, pero pasan los años y no se conoce todavía ninguno de envergadura que haya pasado a la siguiente fase del juicio oral, es decir al juicio público propiamente dicho. 
Siendo así que lo mismo que cualquiera hoy día está al cabo de la calle de lo que digo al principio: que no hay mayor desor­den que la injusticia, también lo está de que, técnicamente, hay indicios y pruebas suficientes de los obtenidos en muchos de los procesos abiertos en los que el fraude, la prevaricación, el co­hecho y la apropiación de caudales públicos alcanzan una gra­vedad extraor­dinaria, como para haber pasado el proceso al trámite ple­nario, al juicio oral. Ello, con independencia de que más ade­lante y a medida que puedan acumularse más delitos co­meti­dos por las mismas personas, se abran nuevo procesos. 
Son demasiados años los dedicados a la investigación como para no pensar y sentir que el encallamiento de los casos en una instrucción que parece pretender ser exhaustiva, no hace más que extender la sensación general de que la propia Justicia con­tribuye a la impunidad extrema y por consiguiente a la injusti­cia. Que, en definitiva, el centro de gravedad del ma­yor desor­den de un país se encuentra precisamente en la falta de volun­tad de hacer justicia, cuando los imputados por delitos públicos gravísimos pertenecen a la clase gobernante o política, o senci­llamente a las clases sociales superiores... 

Trabajar para hacerse irrelevante


Por Alejandro Nadal

El comunicado de la reunión del G-20 el pasado fin de semana en Hangzhou, China, es algo anodino. Eso es explicable por la agenda superficial del grupo frente a los desafíos que afronta la economía mundial. Y, por supuesto, también se debe a la composición disfuncional del G-20. Las tensiones políticas y comerciales entre Washington, Moscú y Pekín son ya demasiado fuertes como para permitir que el cónclave desemboque en algo constructivo.
Lo más revelador fue el documento preparado para esta reunión por el FMI, Perspectivas y desafíos globales (imf.org). Aunque buscó escoger las palabras cuidadosamente, el informe observa que la economía mundial afronta un horizonte lleno de desafíos. El crecimiento para este año será menor que el de 2015 y el pronóstico no es nada bueno para 2017.

El Fondo reconoce que las economías capitalistas desarrolladas no terminan de salir del marasmo deflacionario. Han transcurrido más de siete años en los que se ha aplicado una política monetaria flexible con tasas de interés en su límite inferior sin haberse podido reactivar la demanda y la inversión. Sigue dominando un escenario de sobrendeudamiento corporativo y de frágiles hojas de balance en el sector financiero. También continúa una perniciosa caída en la tasa de productividad, lo que podría significar que se están alcanzando los límites de la oleada de innovaciones de los últimos dos decenios. Finalmente, en materia de comercio mundial también domina un sesgo declinante en el volumen de intercambios. Finalmente, los débiles incentivos a la inversión se acompañan de una intensificación de la desigualdad.

Pero para no presentar una imagen tan negativa el FMI recurre a la vieja historia de los mercados emergentes. Ahora renace aquella narrativa de que China se está recuperando, India mantiene un vigoroso crecimiento y en Brasil renace la confianza del sector privado (es un espaldarazo al nuevo gobierno golpista de Temer y su agenda de reformas neoliberales). Esa parte del diagnóstico es infundado e ignora los análisis más serios sobre la naturaleza y limitaciones del crecimiento en estos mercados emergentes.

Para balancear su seudoanálisis de la economía mundial, el Fondo termina con sus recomendaciones para salir del estancamiento. Destacan tres puntos.

Primero, en materia de política macroeconómica el FMI recomienda mantener una política monetaria en una postura flexible hasta que disminuya la tendencia deflacionaria. Por ejemplo, en Europa debe mantenerse la tasa de interés en el límite cero, así como la inyección de liquidez porque la situación de los bancos sigue siendo muy frágil. Y en materia fiscal se insiste en la necesidad de aplicar una política de inversión pública más “amistosa para el crecimiento”. Cuando exista margen de maniobra (léase, siempre y cuando no se abandone la austeridad) el gasto debe dirigirse a rubros como el de educación para ir disminuyendo la desigualdad. Por cierto, el vínculo de los bajos salarios y la desigualdad sigue siendo inexistente para el FMI. Por el lado de los ingresos, se insiste en recurrir a los impuestos indirectos (como el IVA) porque se cree son menos negativos para el crecimiento. En cambio, el Fondo no quiere oír hablar de incrementar la carga fiscal de los más ricos y prefiere los impuestos regresivos, aunque en el mismo párrafo mienta diciendo que esos impuestos no afectan el crecimiento.

Segundo, el FMI señala que se necesitan más reformas estructurales de corte neoliberal. O sea, debe seguir la desregulación y la privatización. En el sector financiero al Fondo le preocupa surjan tendencias a la regulación sobre flujos de capital, como si el casino financiero no hubiera tenido nada que ver con la crisis.

Tercero, el Fondo recomienda seguir promoviendo la agenda de la liberalización comercial. El comercio mundial ha crecido a una tasa decepcionante en los últimos cinco años. En especial, el comercio en bienes de capital e insumos intermedios ha caído más que en las ramas de bienes de consumo debido a la reducida tasa de inversión en las principales economías. Lo que se necesita, según el FMI, es fortalecer a la Organización Mundial de Comercio (OMC), que ha estado languideciendo desde el fracaso de su ronda Doha. Pero se olvida de que la desregulación comercial global ya recorrió su camino y que los acuerdos comerciales en el Atlántico y el Pacífico sólo sirven para fortalecer cosas como las reglas sobre inversión y sobre patentes, marcas y derechos de autor. Eso significa que se busca endurecer las estructuras oligopólicas de mercados que sólo benefician a las grandes empresas trasnacionales. Por cierto, nada de esto permite enfrentar el grave problema del enorme exceso de capacidad instalada que marca la estructura de las principales ramas industriales de la economía global.

Ninguno de los problemas estructurales de la economía mundial ha sido identificado y tratado en las reuniones del G-20. Mientras tanto, el grupo trabaja arduamente en convertirse en una entelequia irrelevante.

lunes, 26 de septiembre de 2016

Es hora de que Estados Unidos deje de financiar a los delincuentes en Honduras



Por Dana Frank *

Alrededor de la medianoche del 2 de marzo, la activista por los derechos de los indígenas y el medioambiente Berta Cáceres fue asesinada por sicarios que entraron a su casa en La Esperanza, Honduras. Llevaba tiempo luchando contra la tala de los bosques y había sido amenazada en repetidas ocasiones por su oposición al proyecto hidroeléctrico de Agua Zarca, uno de los más importantes de América Central.

Su madre, de 84 años, le dijo a una emisora de radio local: “No tengo dudas de que ha sido asesinada por su lucha y de que el Ejército y la empresa son los responsables. Estoy segura. El gobierno es responsable”.

El 21 de junio, The Guardian informó del testimonio de un soldado hondureño que dijo que la unidad de élite a la que pertenece, con entrenamiento de Estados Unidos, había recibido una lista de activistas a matar entre los que estaba Berta Cáceres. (Dijo que había desertado del Ejército antes que cumplir las órdenes que tenía). Desde entonces la policía ha detenido a seis hombres en conexión con este crimen. Entre ellos, un oficial en activo del Ejército y dos miembros retirados de las fuerzas armadas, pero está por verse que se haga justicia.

Tuvo que morir asesinada Berta Cáceres para que por fin se abriera un debate público en Estados Unidos sobre la financiación que la administración Obama ofrece a las peligrosasfuerzas de seguridad de Honduras. El 14 de junio, el congresista Henry Johnson, demócrata de Georgia, junto con otros congresistas, propuso la Ley Berta Cáceres para los Derechos Humanos en Honduras, que reclama la suspensión inmediata de ayuda a Honduras en lo relativo a la seguridad. En respuesta, el gobierno ha tratado de justificar los motivos por los que continúa apoyando a la policía y el Ejército de ese país a través de una serie de iniciativas que son, en el mejor de los casos, débiles o solo simbólicas, y en el peor, perjudiciales.

Después del golpe de Estado que derrocó al presidente constitucional Manuel Zelaya, Honduras ha degenerado hasta convertirse en un caos debido a la corrupción en el gobierno, una criminalidad que no decrece y la violencia generada por las pandillas. El presidente Juan Orlando Hernández apoyó de manera decisiva el golpe y organizó la destitución de varios miembros de la Corte Suprema de Justicia. Su campaña electoral de 2013 y su partido recibieron dinero desfalcado de un fraude de 300 millones de dólares en el Instituto Hondureño del Seguro Social.

Durante el tiempo que lleva en el cargo, Hernández ha creado una policía militar con al menos 3000 hombres que, pasando por encima de la constitución, ha asumido gran parte de la seguridad interna del país. Las fuerzas de seguridad tienen una larga historia de violaciones de los derechos humanos con una impunidad casi total. Associated Press ha desvelado que en la policía existen escuadrones de la muerte y el Ejército ha sido acusado del asesinato de campesinos y activistas en el Valle del Aguán, en la costa caribe del país.

El asesinato de Cáceres es solo parte de una letanía de asesinatos políticos cometidos desde el golpe de 2009. Solo este año, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, han sido asesinados al menos ocho activistas. Las Naciones Unidas dijeron el mes pasado que “Honduras se ha convertido en uno de los países más hostiles y peligrosos para los defensores de los derechos humanos”.

La ley sometida a la aprobación del congreso sigue a una serie de cartas de senadores y congresistas al secretario de Estado, John Kerry, que comenzó en 2010 y en las que se cuestiona el apoyo de Estados Unidos a las fuerzas de seguridad de Honduras.

Los seis representantes que presentaron la ley escribieron en The Guardian: “Mientras Estados Unidos financie a las fuerzas de seguridad de Honduras sin exigir justicia para quienes son amenazados, torturados y asesinados, tenemos sangre en las manos”. El senador Patrick Leahy, demócrata de Vermont, aprobó una norma el año pasado que hace que el 50 por ciento de la ayuda de 2016 esté condicionada a que el gobierno de Honduras cumpla con ciertos requisitos respecto a los derechos humanos, la corrupción y la impunidad. De todos modos, en años anteriores, el Departamento de Estado ya había certificado que los fondos podían ejecutarse pese a las pruebas de que ese tipo de condiciones impuestas no se cumplían. Está por verse que hará el Departamento de Estado este año.

La administración del presidente Obama ha desoído las críticas y ha propuesto un programa de “prevención de la violencia” como muestra de la situación de seguridad en Honduras está mejorando gracias a la ayuda de Estados Unidos. Pero que ese programa tenga éxito es cuestionable, no hay ninguna muestra independiente de que la criminalidad haya descendido en el país.

Durante una visita a Honduras el mes pasado, escuché testimonios terribles sobre el modo en que las pandillas desarrollan su control sobre las comunidades, ejecutando a cualquier pequeño propietario que no pague su “impuesto de guerra” o que se relacione con la policía. Además, la financiación de Estados Unidos a la policía y el Ejército aumenta la violencia, no la disminuye.

Una comisión para la reforma policial acaba de despedir a varios oficiales de la policía, pero esa comisión es leal al presidente Juan Orlando Hernández. Ninguno de los policías despedidos tiene causa abierta ante los tribunales y nada sugiere que sus sustitutos sean menos peligrosos. El año pasado la población salió masivamente a las calles para exigir una comisión de investigación independiente sobre la corrupción y la impunidad, dirigida por las Naciones Unidas como la que funciona en Guatemala. En respuesta a esa demanda, Estados Unidos ha apoyado la Misión Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) pero es débil y tiene poca autoridad.

Más que continuar apoyando a un gobierno represor pagando salarios de sus delincuentes, Estados Unidos debería suspender de inmediato cualquier ayuda militar o policial a Honduras. Todo. También el dinero destinado a entrenamiento y equipamiento. En vez de apoyar reformas cosméticas para encubrir los abusos de las fuerzas de seguridad, la administración Obama debería hacer algo para responder a las peticiones de una comisión realmente independiente y con el apoyo de las Naciones Unidas que se enfoque en la corrupción y la impunidad en Honduras.

____________
* Dana Frank es profesora de historia en la Universidad de California en Santa Cruz. Su especialidad es el estudio de la política de Estados Unidos en Honduras.

Gladys Lanza la heroína que les ganó la batalla a los violadores de DDHH



Por Sandra Rodríguez

“Estamos conscientes de la tarea que nos toca, pero los que nos persiguen pierden su tiempo. Mire a Gladys la procesaron, la criminalizaron, la amenazaron, la estigmatizaron, la torturaron, ¿Qué no hicieron de ella? y hoy estamos dándole sepultura a nuestra heroína, que no la hicieron que perdiera ni su ternura ni su sonrisa, y peor no la hicieron que perdiera su compromiso por su país y su gente” Bertha Oliva, defensora de Derechos Humanos, coordinadora general del COFADEH.
Hace unas semanas se dejó de ver de manera pública a la defensora histórica de derechos humanos, Gladys Lanza, su estado de salud fue afectado severamente en el transcurso de un juicio donde se le acusaba por apoyar a Lesbia Pacheco, que denunció acoso sexual y laboral en el año 2010; En enero del 2015 los jueces del Tribunal de Sentencia de Tegucigalpa, Sara Isabel Rodríguez, Raúl Iván Chávez y Mayra Lizeth Aguilera, condenaron por injurias constitutivas de difamación a la coordinadora del Movimiento de Mujeres por La Paz “Visitación Padilla”, en perjuicio de Juan Carlos Reyes, director de la Fundación para el Desarrollo de la Vivienda Social, Urbana y Rural (Fundevi).

Gladys Lanza, debía ir a firmar una vez al mes el libro de registro de medidas sustitutivas, sacaba de su cartera un papelito donde llevaba el nombre del delito “es que se me olvida y pido que me lo escriban” dijo entre risas el pasado 31 de mayo, cuando un grupo de defensores y defensoras de ddhh la acompañaron a la Corte Suprema de Justicia, CSJ. Es que ese delito no existe, agregó, pues no se puede acusar a alguien por defender a una víctima de acoso sexual.

chonasAyer, falleció en horas de la madrugada, y hoy su cuerpo fue depositado en el cementerio antiguo de la aldea Suyapa, también conocido como “el cementerio de los pobres” pues a un lado está el más antiguo y exclusivo de los camposantos de Tegucigalpa, frente a la Basílica Nuestra Señora de Suyapa.

Entre sus últimas peticiones fue que las mujeres de los colectivos del movimiento feminista, mejor conocidas como “Las Chonas” en memoria de “Choncita” como se le decía a la heroína nacional, antimilitarista y anti patriarcal “Visitación Padilla” (1882-1960), es que fueran vestidas con su camisa blanca y que la recordaran con la sonrisa que siempre mantenía.

Mientras se oficiaba una Eucaristía de Cuerpo Presente en la Basílica, afuera estaban “Las Chonas” rindiendo homenaje a su Gladysita, con momentos de meditación, pensamientos feministas, consignas y anécdotas, como ella hubiese querido.

Por su parte el Ismael Moreno, sj, conocido como “padre Melo”, expresaba en la homilía que “mientras las mujeres no tengan la fuerza transformadora que les corresponde y nosotros no nos dejemos transformar por las mujeres, no podemos avanzar”, entre frases se dejaban arrancar aplausos, el pueblo estaba acompañando a la defensora de generaciones.

Afirmó que para muchas personas era la primera vez dentro de ese templo religioso y que para él también, y que “Gladys Lanza nos ha traído aquí y deben ser espacios recuperados por la dignidad del pueblo”.

Expresó que Gladys dio testimonio no sólo con ideas, sino con su vida, desde llegar a una capilla y sentarse en las gradas junto a las campesinas; asimismo cuestionando de frente las practicas patriarcales de organizaciones políticas de izquierda.

Por lo tanto “necesitamos organizaciones fuertes y testimoniales,  comprometidas con las personas y acciones sociales”, y ese es parte de las tareas que deja Gladys Lanza, quien falleció a la edad de 74 años, celebración que en junio pasado la tuvo por última vez compartiendo con sus compañeras en la oficina de “Las Chonas”.

“Fue coherente de hechos y palabras, dio todo lo que tenía para liberar a este pueblo de la opresión. Nunca vendió sus ideales, murió luchando, el mejor homenaje es luchar por cambiar este país. Inequidad y desigualdad que nos ofende”, expresó Guido Eguigure, amigo cercano de la defensora.

“La vamos a recordar como una luchadora inclaudicable por la defensa de los derechos humanos, por las mujeres, feministas, sindicalistas, el pueblo hondureño en general está de luto, pero tenemos la obligación y compromiso se seguir cultivando su ejemplo y seguirla resucitando en la memoria histórica de nuestro país, pero también seguir su ejemplo y que su lucha y trayectoria política y social en defensa de las mujeres y el pueblo hondureño sea enseñada a otras generaciones, tenemos la obligación de seguir resucitando a Gladys Lanza, para siempre en todos los caminos para que sea recordada por las generaciones que vienen en camino”, dijo Olivia Marcela Zúniga Cáceres, máxima dirigente de la Coordinadora Indígena del Poder Popular en Honduras, CInPH, quien rindió homenaje junto a 240 indígenas Lencas, la noche del velatorio a la defensora.

Un reencuentro con su amor eterno

justicia gladysNos ha tocado un año muy fuerte en términos emociones, pero también para llegar a profundas reflexiones y análisis de los que se hará y vendrá en el futuro no muy lejano para seguir construyendo patria, hoy se nos fue Gladys, pero se fue su cuerpo, no así sus ideales metas y mandatos, porque debemos entender que hasta el último momento de su vida estaba trabajando en ver cómo se transformaba, cómo nos daba un espacio correspondiente a las mujeres, declaró Bertha Oliva, coordinadora general del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras, COFADEH.

Su legado hay que verlo desde la óptica de derechos humanos para construir ciudadanía y patria, tenemos que buscar la construcción entre todos y todas, además aprender a valorar las cosas positivas que cada uno y una aporta,  porque el descredito personal no nos va abonar en nada, agregó Oliva.

Debido a sus últimas palaras “pobre mi país”, manifestó que la coordinadora del “Visitación Padilla” nos enseñó que aunque fuéramos mujeres y nos estigmatizaran y  agredieran seguíamos luchando, por lo tanto estamos obligadas a que ella no sienta, donde esté, lástima por su Honduras, estamos obligadas a trasformar el país pero realmente con la inclusión, ir desmontando esas estructuras de terror, odio y desigualdades. Si trabajamos en esas vías, si nos vamos quitando y liberando de todas esas mezquindades que el ser humano logra acumular.

“He estado meditando, pensando en –las defensoras de derechos humanos- Margarita Murillo, viví tanto con ella; pensando en Magdalena Morales que se fue con un juicio pendiente, pensando en Berta Cáceres, en Teresita, y que esas mujeres se tienen que unificar allá, ver todo lo positivo de ellas y hacer un colectivo, tenemos que estar pendientes no en contra de los hombres, sino levantar nuestra voz potente de mujeres para tener una liberación de este pueblo y la inclusión de todos y todas”.

Esa frase final de Gladys, la dijo consiente y sabedora, la situación en materia de DDHH en todo el país está más que crítica, es un estado de alerta permanente y gravísima, como es posible que nosotros podemos creer que la situación está mejorando si cada día hay mujeres asesinadas. Pero también cuando hay compatriotas en el exilio pidiendo asilo político, lo que demuestra que no existe ningún interés de parte de los que han tomado el poder de la nación, más bien con interés de someter a este pueblo, tener una dictadura tirana, y eso si debemos analizarlo y decir “no señores, hablemos de democracia, hablemos de paz, pero la paz no se construye con el silencio sino haciendo acciones, denunciando, acompañando para poder transformar y hacer que desistan en su barbarie”.

Por motivos de salud, Gladys Lanza no pudo asistir al encuentro generacional de luchadores históricos que organizó el COFADEH el pasado 30 de agosto, Día Nacional del Detenido Desaparecido, entonces su silla estuvo vacía.

“No quisimos nombrarla porque era como traer hacia ella las vibras que no queríamos, o sea lo que llegó hoy, y es que Gladys no es un apersona ajena a COFADEH, ella estaba en el Visitación Padilla, pero no hay que olvidar que sufrió en carne viva lo que hemos sufrido la mayoría de las víctimas de las desapariciones forzadas”.

Sabemos que ella lo amó, era su pareja, con el respeto que ella se tiene y tienen los demás Su amor eterno fue Rolando Vindel, -líder sindical detenido desaparecido en 1984- y por tal razón, Gladys Lanza se unificó en ese año a hacer una sola reclamación con nosotras “vivos los llevaron, vivos los queremos”, y eso ella nunca lo anduvo diciendo, pero nosotros que recogemos la historia, declaró Bertha Oliva, compañera de lucha de Gladys.

Gladys, sindicalista de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, STENEE, en la década de los ochentas, fue víctima de la Doctrina de Seguridad Nacional, además guardó en silencio muchos sufrimientos, que la impulsaron en la lucha de la defensa de los ddhh sin doblegarse.

“Por eso daba su vida y ofrecía cualquier información en la búsqueda de algunos casos, le asignaban elementos del (Escuadrón de la muerte) 3-16  para darle seguimiento y que dos momentos había recibido las órdenes de ser asesinada, ¿usted lo conoce? Le pregunté, y me decía sí, a ese bandido lo conozco es hijo de fulano y fulana de tal, así me lo decía” recordó Oliva, a quien le desparecieron su esposo, el líder social Tomás Nativí en 1981.

De Gladys quiero llevarme las mejores cosas, su sonrisa, siempre me decía tocándome el hombro “ay Bertha usted, usted, no corra”.

Hace unos años compartimos la misma habitación en un hotel en Suiza, y ella era una mujer que se amaba, llegaba se bañaba, se ponía sus cremas, tomaba sus medicinas, su vaso con agua, y yo llegaba y me tiraba a la cama a dormir tal como estaba porque iba cansada, y me peguntaba ¿va escuchar el programa de la resistencia? Y le respondía que sí, ahí me llama. Y con aquella ternura me tocaba encendía la computadora para sintonizar el programa y me decía que aunque estuviéramos lejos teníamos estar atentas y vigilantes,   va estar vigilante allá y atenta acá, finalizó la defensora, al mismo tiempo que las personas abandonaban el cementerio donde descansan los restos de Gladys Lanza.

Estaba lista para jubilarse

Merly Eguigure, de la dirección nacional de Movimiento “Visitación Padilla”, y que consideraba a Gladys como su amiga, hermana, madre y confidente, expresó que se debe recordar a la defensora con amor, alegría, luchando por la justicia, condenando la corrupción, luchando por la felicidad para las mujeres, como el propósito para el que venimos aquí a la tierra, ser felices.

Ella se nutría de la energía de todas las jóvenes, cuando lográbamos algunos cosas como resultado de algún trabajo, ella siempre decía “Merly estamos listas para jubilarnos” era parte de sentirse satisfecha por el trabajo que estamos haciendo, dijo con voz entrecortada la defensora de derechos de las mujeres.

Pese a que Gladys estuvo mucho tiempo en el máximo cargo, la base de la organización nunca la dejó irse, porque cada dos años se hace reunión para elegir autoridades y su cargo ni se consideraba someter a votación porque era tanto el amor, el cariño y la confianza en su trabajo político que por unanimidad se decidía confirmarla como coordinadora; ni cuando estaba procesada, su espíritu de lucha no se doblegaba jamás. Su última frase “pobre mi pueblo” eso indica el amor que ella tenía por este país.

Vivió sus últimos días, aislada en una cama de hospital, sufriendo porque no era la forma en que quería vivir, así que se fue porque ya le tocaba partir. Indudablemente, sus honras fúnebres ratifica el amor inmenso que el pueblo le tenía, numerosas personas llegaron desde varias ciudades del país, especialmente las mujeres de los colectivos de barrios y colonias que no dejaron de recordarla con consignas y anécdotas.

“Las Chonas”  viajaron desde las ciudades de Lempira, Comayagua, La Ceiba, San pedro Sula, La Esperanza y Choluteca y por supuestos las de Tegucigalpa y Comayagüela.

Merly, agregó que “se va en espera de justicia, nunca pudo concebir como defender a una mujer era tan difícil, porque exigir justicia era tan complicado, porque había tanta burocracia, porque los hombres no se ponían en los pies de las mujeres y poder entender que a las mujeres no les gusta la violencia, que ninguna mujer disfruta con que la maltraten,  que ninguna mujer quiere que la abusen sexualmente”.

“Nunca entendió como su trabajo llevado a juicio (caso de acompañamiento a víctima de acoso sexual), fue, más que un fallo judicial un fallo político, que lo teníamos claro desde antes de iniciar el proceso, por lo que afirmó que si le tocaba ir a la cárcel para pagar su condena iba ir, porque los principios no se negocian, no se venden nunca. Conciliar y echar para atrás con una postura política nunca fue su opción”.

El sistema judicial que emitió esa condena, contribuyó a quebrantar su salud física. Todavía estaba en la casa de salud y muy preocupada porque en el mes de agosto no pudo ir a firmar el libro, siempre me llamaba y me preguntaba ¿cómo íbamos hacer? yo le decía que no se preocupara que íbamos a resolver eso, ya iba a finalizar septiembre y no había ido a firmar el libro, es muy difícil… dijo Merly Eguigure.

Concluyó diciendo que, las Chonas, se ve en el camino de fortalecerse, retomando la lucha que habían tenido a medias debido a la solidaridad y acompañamiento con ella y se queda a la espera de un acto póstumo en el que se le dará el “adiós” como ella hubiera querido y no dentro de las paredes de una iglesia que siempre ha condenado a las mujeres por querer decidir sobres sus cuerpos.

Lucila Blandon, consejera en violencia con más de 28 años en la organización y de las más cercanas a Gladys Lanza, dio que seguirán en esta lucha. Al compartir en la oficina, conocía a la lideresa de manera personal, siempre entraba con aquella sonrisa, atenta, amable, puntual en su trabajo, sus virtudes es su legado para seguir más fuertes y unidas y agrandar el Movimiento.

A Gladys le gustaba el cafecito caliente, o un tecito, comía de todo, no se limitaba por decir que la comida hacía daño.

La preocupación que le vi a Gladycita fue con el caso de Juan Carlos Reyes, sin embargo no claudicó a pesar de llegar al punto de meterla presa, ella se daba a la gente humilde, por lo que la justicia de este país es injusticia, lo que le hicieron a ella no tiene nombre, cuando se falla a favor del agresor, y más si este tiene poder, afirmó Lucila.

Sobreviviente

Gladys sobrevivió a todo, a la Doctrina de Seguridad Nacional, sobrevivió a los atentados del pasado, ahora en el presente sobrevivió a las diferentes persecuciones que enfrentó, de tal manera que Gladys murió con medidas cautelares dictadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y pese a que tenía esas medidas, siempre fue hostigada, siempre fue amenazada y COFADEH llevaba las medidas de protección y estábamos al día a día de lo que ella enfrentaba y vivía.

Tenía medidas cautelares desde 30 de julio del 2009 y medidas provisionales desde septiembre del 2010, que nacen de la convención interamericana de derechos humanos, COFADEH junto a Centro por la Justicia y el Derecho Internacional, CEJIL, eran los peticionarios por lo tanto garantes que estas se cumplieran.

Dichas medidas se cumplían a medias, para el caso el patrullaje no era como se establecía, y el Estado jamás quiso emitir un comunicado informando que Gladys Lanza era ineficacia de Medidas Cautelares, por lo tanto debía respaldar y garantizar el trabajo de defensora que ella realizaba.

Y debía garantizar el debido proceso en el juicio acusada por injurias constitutivas de difamación, dicha acción penal no lo debió haber permitido el Estado, pues era por el ejercicio de defensoría.

En la actualidad el caso estaba en casación, pese a que el Tribunal por unanimidad la encontró culpable, se fue Gladys Lanza, sin entender porque se criminaliza defender los derechos humanos, pero que nunca agachó la cabeza, no tuvo precio, no pudieron negociar con ella los perpetradores nacionales y extranjeros, no la vencieron.

Las ciudades modelo (ZEDE) y racismo

OFRANEH *
Rebelión

Las ciudades modelo conocidas también como ZEDE (Zonas de Empleo y Desarrollo Económico) en los últimos años han despertado enormes expectativas entre los libertarios de ultraderecha y la élite de poder de Honduras; mientras se ha convertido en una pesadilla para los pueblos radicados tanto en la costa pacífica como la del Caribe, los que encontramos nuestros territorios bajo la amenaza de ser expropiados. 
Posterior al golpe de estado del 2009 -propiciado por el poder legislativo- Honduras se convirtió en un laboratorio político, social y económico; siendo las ciudades modelo, uno de los experimentos que con mayor ahínco ha tratado de imponer la élite de poder, hasta el punto que el Congreso Nacional defenestró a la Corte Constitucional por haberlas declarado inconstitucionales. El golpe del Congreso nacional a la Corte Constitucional violó no solamente los derechos humanos de los magistrados, sino que también infringió los derechos de todo los hondureños, al encontrarnos totalmente indefensos ante las arbitrariedades del actual régimen. 
En un comunicado, publicado por la ZEDE en su portal en la internet, el pasado 28, señala: “ratificamos nuestro compromiso con la diversidad y nuestro rechazo al racismo y la discriminación en todas sus formas”. Aparentemente la aseveración es la respuesta al señalamiento que efectuó la OFRANEH sobre la Presidente del Comité de Buenas Practicas (CAMP) de la ZEDE, la Sra. Barbara Kolm y su relación el partido neonazi FMO. 
El comunicado de la ZEDE agrega: “En el caso particular de la Señora Barbara Kolm, su posición en favor de la migración sin discriminación en función de origen étnico o racial es pública y puede ser revisada leyendo la siguiente presentación realizada por su persona”: http://www.eu-wirtschaftssenat.eu/files/images/pdf/Presentation%20Dr%20Kolm.pdf.
La controvertida Sra Kolm viene fungiendo como Presidente del CAMP desde la creación de las ZEDE en el 2013. En noviembre de 2014, la Sra Kolm invito al aleman Thilo Sarrasin, a dictar una conferencia en el Instituto Hayek, en el cual funge como directora. La conferencia llevó el nombre de “Sentido y sin sentido de la corrección política”. Sarrasin tiene una reputación en Europa de xénofobo, y suele brindar peroratas en contra de los inmigrantes a los que señala de poseer un bajo coeficiente intelectual. Sarrasin se vio obligado a renunciar en el 2011del Banco Central Alemán, debido a sus declaraciones en contra de judíos y musulmanes. El Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial emitió una condena en el año 2013 sobre las declaraciones de Thilo Sarracin. La escogencia de Sarrazin como uno de los conferencistas del Centro Hayek es una muestra más que la Sra Kolm es proclive a personajes identificados con el racismo y la xenofobia, ademas de su militancia en el Partido de la Libertad de Austria, fundado por nazis y hasta la fecha partido vinculado con personajes asociados a esa ideología. 
Es interesante como la presentación escogida por las ZEDE para sustentar la flexibilidad racial de la Sra Kolm, incluye ademas al final a Peter Thiel como receptor de un reconocimiento por el Instituto Hayek. Thiel forma parte de los Seasteaders, organización que invitó a Juan Orlando Hernández y miembros de su gabinete a una conferencia intitulada “Disrrumpiendo la Democracia en Honduras”. 
Posteriormente las ZEDE emitió un comunicado en el cual aparentemente se apartaban de los libertarios de derecha y sus experimentos de gobernanza. No obstante en la internet en los últimos días aparecen artículos publicados por Bitbastion, un grupo de libertarios que señalan la futura implementación en Honduras de una ciudad denominado DAO, de la cual el gobierno hondureño no ha brindado información alguna. 
Desconocemos los motivos para que el Estado de Honduras haya designado a Barbara Kolm como presidente del CAMP, sin embargo el profeta de las ciudades modelo, Paul Romer -el que fue nombrado recientemente como Economista en jefe del Banco Mundial- señaló en un entrevista a Imoney la tendencia al autoritarismo de la actual administración y como un grupúsculos de personas pretende crear una dictadura. 
La CERD en su informe sobre Honduras con fecha 12 de marzo de 2014, indicó: “El Comité nota con preocupación la información recibida según la cual la Ley Orgánica de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) permite la entrega de franjas del territorio nacional a inversionistas. Estas zonas gozan de autonomía funcional y administrativa, y pueden contar con tribunales autónomos e independientes con competencia exclusiva, así como con sus propias fuerzas de seguridad, lo cual podría tener consecuencias dramáticas para pueblos indígenas y comunidades afrohondureñas establecidas en la misma región”. 
El pueblo garífuna en Honduras padece un racismo, el cual es endémico entre los hondureños. Tememos que la instauración de ciudades modelo, especialmente en nuestro territorios se convierta en un amenaza más de expulsión de nuestros territorios. 
* Organización Fraternal Negra Hondureña

¿Hacia dónde va América Latina?

Prensa Latina

Por Luis Manuel Arce Isaac

Cambios en la situación política en Brasil con la destitución forzada de la presidenta Dilma Rousseff, y en Argentina por el apretado triunfo electoral de Mauricio Macri, angustian a quienes tienen un pensamiento apocalíptico del destino inmediato de América Latina.
Por tratarse de países de un gran peso específico político y económico en la región, hay una tendencia negativa a relacionar la destitución de Dilma y el ascenso de Macri al poder con un cierre del ciclo progresista iniciado con la revolución bolivariana del presidente Hugo Chávez y continuado en Brasil con la victoria electoral de un obrero metalúrgico, Luiz Inacio Lula da Silva, el 1 de enero de 2003.
Hay, incluso, quienes aseguran que América Latina está ante una inflexión irreversible en el corto plazo, donde las derechas conservadores imponen su agenda, y el panorama regional aparece claramente dominado por la alianza entre el capital financiero, Estados Unidos y las derechas locales, que muestran un dinamismo difícil de limitar a corto plazo.
Que el momento que vive una parte de Sudamérica es dramático y la alianza de las derechas nativas y de Estados Unidos es una realidad insoslayable, no crea dudas en nadie, pero sí es cuestionable generalizar que se trata de una inflexión irreversible a corto plazo cuando en países como Venezuela, Bolivia y Ecuador la situación es otra y la batalla para que no se repita lo sucedido en Brasil es dura y sostenida.
Tampoco puede concedérsele a la derecha un triunfo absoluto -como proclama la prensa subordinada al capital- el haber llevado a la Casa Rosada a Macri por una ínfima mayoría y defenestrado a Dilma con el apoyo de senadores probadamente corruptos, sobre todo porque ya se aprecia en uno y otro país una reacción popular cuyas consecuencias nadie puede predecir.
Hay una verdad como templo en el caso de Brasil, y es que la derecha nativa y extranjera ha tenido que recurrir de nuevo al golpe de Estado para bloquear e impedir el avance de gobiernos progresistas como los de Lula y Dilma, lo cual significa que por las vías democráticas e institucionales no la habrían derrocado. Eso es importante.
Golpe parlamentario en Brasil y capitalismo desbocado en Argentina, son de los peores recursos para restablecer sistemas políticos obsoletos fundados en la economía de mercado para potenciar una doctrina neoliberal dentro de una globalización que está dejando de ser un dogma de fe del sistema que la creó.
La otra gran verdad es que retomar los modelos neoliberales fracasados en los años 1990 en Argentina y en Brasil es admitir que no hay nada nuevo que ofrecer a la gente más allá de volver a la recesión profunda y prolongada, con ajustes sociales dictados de nuevo por el FMI y de exclusión social, con gobiernos autoritarios aunque sean civiles, siempre en crisis y enfrentados en las calles y reprimiendo a los sectores populares.
La razón de esa previsible situación -que ya es una realidad progresiva en Argentina y comienza en Brasil contra las medidas laborales anunciadas por Michel Temer- es que ni los gobiernos de ambos países, ni Estados Unidos, tienen nada que ofrecerles a argentinos y brasileños.
Los Tratados de Libre Comercio o TLC son un fracaso y han hundido a economías antes solventes como la de México, por eso son rechazados en todo el continente y hacia ese chasco se encamina la Alianza del Pacífico que no ha logrado despegar.
¿Cuál es la verdad? Que Estados Unidos ya agotó todas sus propuestas alternativas y le es muy difícil salirse del esquema globalizador que hace polvo las economías de sus aliados, incluida Europa, porque sus intereses son el cordón umbilical del capital especulativo mundial, representado por el FMI y el Banco Mundial.
En cambio, los gobiernos progresistas de Dilma y Lula en Brasil, y de los Kirchner en Argentina, a pesar de errores que se les señalan como el pobre trabajo ideológico frente al consumismo deformador, formaban parte de la nueva geopolítica del mundo basada en el desarrollo productivo y las relaciones Sur-Sur que permitió y estimuló el Banco de Desarrollo de los Brics.
Esa nueva geopolítica -que no ha sido derrotada a pesar del traspié en Argentina, los golpes blandos en Brasil, Paraguay y Honduras, y la feroz campaña contra Evo Morales en Bolivia y Rafael Correa en Ecuador- está dirigida hacia una economía productiva y no especulativa, de liberación de la deuda pública.
¿Hacia dónde, entonces, va América Latina? Una buena dirección es la recomendada hace unos días por el teólogo, escritor y militante social brasileño Leonardo Boff, cuando al analizar el golpe en Brasil decía: 
Una nueva dinámica política de retrocesos sociales se impone en Brasil y en otros países latinoamericanos en los últimos meses. Se trata de una ofensiva neoliberal en el marco de una nueva 'guerra fría'. Y agregaba: 
Estoy convencido, más que nunca, que debemos reinventar una forma nueva de habitar la Casa Común, tal como lo menciona el Papa Francisco en su Encíclica Laudato si.
Decía el historiador Eric Hobsbawm en 'La era de los extremos': 'O cambiamos o morimos'. Estoy convencido que al paradigma del poder como dominación -que es el eje del mundo moderno desde los últimos siglos- hay que oponerle el cuidado esencial y la responsabilidad colectiva por el futuro común de la Tierra y de la humanidad.

Reflexiones sobre el gobierno de Allende


Rebelión

Por Marta Harnecker

A cuarenta y tres años de un 11 de septiembre que los latinoamericanos siempre recordarán, debemos preguntarnos qué lecciones podemos obtener de la experiencia chilena. En esta oportunidad, volvemos a publicar un texto importante de Marta Harnecker que subraya en particular que "en la medida en que el gobierno Allende fue avanzando, se fue creando internamente una verdadera situación contrarrevolucionaria. Los primeros síntomas ya eran patentes cuando Fidel visitó Chile en noviembre de 1971. Cada vez más sectores sociales de la derecha y sus aliados fueron participando en política: en cacerolazos, manifestaciones callejeras, paros de transportistas, huelgas en el cobre, manifestaciones contra los militares. Mientras que las fuerzas opositoras aplicaban consecuentemente su estrategia, las fuerzas de la Unidad Popular no lograban ponerse de acuerdo en torno al qué hacer":
Reflexiones sobre el gobierno de Allende : Estudiar el pasado para construir el futuro (junio 2003) 
Descargar el texto en .PDF desde la Red de Bibliotecas Virtuales de CLACSO: